Velada poÚtica en el Centro Nacional de FotografÝa a cargo de Marisa Campo y Juan Francisco Quevedo

Una actividad enmarcada dentro de la programaciˇn del Aula PoÚtica JosÚ Luis Hidalgo que tendrß lugar el viernes, 30 de junio, a partir de las 20 horas. La entrada es libre y gratuita.

26 Junio 2017
  • foto
  • foto

La concejal de Cultura, Cristina García Viñas; y uno de los responsables del Aula Poética José Luis Hidalgo, Rafael Fombellida; han presentado la Velada Poética que tendrá lugar el próximo viernes, 30 de junio, a partir de las 20 horas, en la sede del Aula, en el Centro Nacional de Fotografía. En la presentación les ha acompañado uno de los protagonistas de dicha Velada, Juan Francisco Quevedo, que junto a Marisa Campo serán los poetas que participarán en la misma.

Según ha indicado García Viñas, tanto Quevedo como Marisa Campo “recrearán en su voz su experiencia personal en torno a la poesía de Hidalgo, con evocaciones y poemas del autor de Torres, y leerán poemas propios en este acto de homenaje y recuerdo”. La responsable de Cultura ha aprovechado la ocasión para invitar a todos los aficionados a la poesía a acudir el viernes al CNF.

Por su parte, Rafael Fombellida, se ha referido a estos dos autores como “dos voces o personalidades poéticas muy valiosas, de reconocida presencia y trayectoria”.

El codirector del Aula Poética también ha aprovechado la ocasión para recordar que 2017 es un “año importante” a la hora de hablar de José Luis Hidalgo dado que se conmemora el setenta aniversario de su fallecimiento, y de la publicación de su emblemático libro “Los muertos”, editado apenas unos días después de la temprana muerte de su autor en el madrileño sanatorio de Chamartín de la Rosa. Por este motivo, ha subrayado, desde el Aula Poética se está celebrando esta efeméride con varias actividades que, siguiendo la línea de trabajo del Aula, incluye charlas y conferencias, la poesía en vivo mediante la expresión de la palabra poética en la voz de sus autores, y para después del verano, “dos platos fuertes” que serán la publicación de un Estudio sobre Hidalgo de la Universidad de Valencia y una Antología Poética comentada sobre ‘Los Muertos’.

Por último, Juan Francisco Quevedo se ha referido a Hidalgo como “un poeta grande” y ha manifestado su admiración por el poeta de Torres y por su obra.

CURRICULUM MARISA CAMPO

Ha publicado los libros de poesía Cuaderno de bitácora (2003); Qué trama el mar (2008); Leyendo a Margot  (2011) y El tren de los Urales (2016). Trabajó para el Aula Abierta de Comisiones Obreras en diversos homenajes a poetas: Rafael Alberti, José Hierro y el poeta  y pintor de Ganzo Julio Sanz Saiz. Paralelamente coordinó las exposiciones que se llevaron a cabo en torno a estos actos y escribió los catálogos correspondientes.

Formó parte del jurado del Premio de novela corta José Saramago.

Durante varios años dirigió un taller de poesía y cuento en un colegio público. Sobre estas disciplinas ha desarrollado talleres en diversos colegios e institutos de Cantabria.  Ha dirigido numerosos recitales poéticos con música clásica, danza y representación teatral. Es miembro de la Asociación Cultural Tertulia Goya y, en la actualidad, pertenece al colectivo “Genialogías”, asociación de poetas de carácter nacional.

CURRICULUM JUAN FRANCISCO QUEVEDO

Juan Francisco Quevedo es un escritor cántabro nacido en el año 1959.

Será en La Cavada, pueblo natal de toda la familia, donde aprenderá sus primeras letras. Más tarde, se trasladará a Santander donde cursará estudios de bachiller en el colegio que los Agustinos tienen en la ciudad.

A los diecisiete años iniciará su carrera universitaria, licenciándose en Farmacia por la Universidad de Santiago de Compostela.

Desde hace más de treinta años ejerce su profesión como farmacéutico rural en la localidad cántabra de Bielva, en el valle de Herrerías.

Escritor vocacional, publicó su primera novela, Ana en el mes de julio, en el año 2014 con un notable éxito de ventas y público que se repitieron con Querida princesa, su segunda obra narrativa.

Ahora se acerca de nuevo al mundo editorial a través de un libro de poemas, El sedal del olvido, donde los versos fluyen a través del mapa sentimental del autor. Indaga y explora territorios como el amor, la muerte, la infancia y otras motivaciones universales que siempre han interesado al ser humano.