Se amplÝa la apertura a visitas de Flaviˇbriga y Santa Ana de tres a seis meses gracias al esfuerzo del Concejal de Turismo, JosÚ Ucelay

18 Marzo 2014

El yacimiento romano de Flavióbriga y la ermita de Santa Ana de Castro Urdiales abrirán de nuevo sus puertas al público esta semana. El concejal de Turismo y Comercio, José Ucelay, informó ayer que los dos enclaves turísticos castreños amplían su atención al público y doblarán su régimen de visitas al pasar de tres a seis meses en funcionamiento.

El Consistorio se ha acogido a una subvención de la Consejería de Economía y Hacienda para contratar a tres guías, dos que se encargarán de la recepción de los visitantes de ambos centros de interpretación y una más para el cobro de entradas. Y es que la intención del edil de Turismo es ejecutar la ordenanza que regule el pago por la entrada a Santa Ana y Flavióbriga. Ucelay afirmó que, «no está cerrado al cien por cien», si bien se están buscando fórmulas para poder cobrar. Además, insistió que lo contrario sería «un fracaso personal». Para el concejal, el objetivo de conseguir el cobro de las entradas a estos dos reclamos turísticos es «una obsesión», para conseguir que Castro Urdiales se iguale «al resto de lugares de España».

No es la primera vez que el titular de Turismo de Castro Urdiales manifiesta su intención de que los visitantes paguen un precio por poder disfrutar de estos dos recursos turísticos con el objetivo de ponerlos en valor. De hecho, ya el año pasado se intentó cobrar la entrada pero por diferentes razones no pudo ser posible, entre ellas por la falta de personal. Por ello, Ucelay pretende trabajar en los dos enclaves turísticos haciendo efectiva la mencionada ordenanza fiscal.

Récord de visitas

El concejal de Turismo recordó que los dos centros de interpretación acumularon el pasado año 17.000 visitas. De ahí que, «en vista de los buenos resultados y del récord batido, vamos a intentar aprovechar la época primaveral», afirmó antes de destacar que es en esta época cuando comienzan a registrarse las excursiones. Los dos centros de interpretación se abrieron en 2012 de manera definitiva, ya que después de aprobarse en 2009 la aplicación de tarifas para la entrada Flavióbriga se abrió tan sólo un verano. En el caso de la ermita, tras ser rehabilitada e inaugurada, quedó cerrada al público hasta el verano de 2012. Y desde entonces, las visitas a ambos centros no han dejado de crecer, con 11.516 visitas en 2012 y 17.000 en 2013.

Lo cierto es que los dos centros interpretativos tienen un gran potencial cultural y turístico. Flavióbriga constituye un yacimiento romano, compuesto por una calzada romana y tres domus o casas romanas y Santa Ana cuenta con unas ruinas que se encontraron mientras era rehabilitada y que se muestran al público bajo un suelo transparente.

FUENTE: EL DIARIO MONTAÑÉS