Revilla traslada a Sßnchez un escrito con sus propuestas para estimular la economÝa, apoyar al sector primario y reforzar las medidas de desinfecciˇn de espacios p˙blicos

El presidente de Cantabria propone restricciones en los tanatorios al constatar el incumplimiento de las medidas de seguridad

Noticias PRC 16 Marzo 2020
  • foto

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, ha trasladado hoy por escrito al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, las propuestas que en líneas generales ya realizó ayer en la Conferencia de Presidentes para atajar la epidemia de coronavirus y habilitar las medidas económicas precisas ante el “impacto devastador” que va a tener sobre la economía.

En respuesta a la invitación realizada desde Moncloa para que los presidentes argumenten sus planteamientos, Revilla ha insistido en la necesidad de adoptar decisiones económicas inmediatas, tanto a nivel nacional como europeo, para garantizar no sólo la lucha sanitaria contra la epidemia y la atención a todos los afectados, sino también la prevención en lo posible de los inevitables efectos negativos que va a tener sobre la economía.

En este sentido, ha vuelto a reivindicar apoyos concretos para los grupos más vulnerables de la población, entre ellos las personas dependientes; para el sector primario, como productor de alimentos básicos, y para las pequeñas y medianas empresas.

Revilla ha insistido asimismo en la conveniencia de valorar la aplicación de los procedimientos de desinfección y limpieza de calles, espacios públicos y centros de trabajo que han llevado a cabo China y Corea del Sur, dos países que en este momento han conseguido ya frenar la expansión de la epidemia.

También y a la vista de la situación detectada en Cantabria en las últimas horas, ha planteado al Gobierno que estudie la conveniencia de propiciar la presencia de cuerpos de seguridad, e incluso cerrar los tanatorios, donde se ha constatado un incumplimiento generalizado de las medidas de seguridad decretadas para los velatorios y ceremonias fúnebres.

En este sentido, ha alertado del riesgo que supone la concentración masiva de familiares y las manifestaciones de condolencia con contacto físico, comportamientos que han dado lugar ya a importantes focos de contagio. “Es terrible que ante la muerte de un familiar haya que tomar estas precauciones, pero la gravedad de esta epidemia las hace imprescindibles para garantizar la salud pública”, ha precisado el presidente.