Revilla rebate el triunfalismo de Diego y asegura que Cantabria ôva camino al precipicioö

El lÝder del PRC asegurˇ ayer en Selaya que la privatizaciˇn de Valdecilla serß ôla tumba de los pueblosö

Noticias PRC 7 Marzo 2014
  • foto

    Foto

El secretario general del PRC, Miguel Ángel Revilla, ha rebatido el “triunfalismo” del presidente regional, Ignacio Diego, sobre la evolución de Cantabria y ha asegurado que, lejos de estar “en el buen camino”, va “camino al precipicio”, con todos los indicadores económicos en contra y por “muy por debajo” de la media de España.

Revilla realizó esta reflexión durante la conferencia que ayer por la tarde pronunció en Selaya, dentro del ciclo de actos públicos con el que está recorriendo la Comunidad Autónoma para trasladar a la ciudadanía su visión sobre la realidad de la región y sus alternativas a la acción del actual Gobierno.

Ante las alrededor de 300 personas que asistieron a la charla, el líder regionalista contrastó la situación que presenta hoy Cantabria con la existente a su salida del Gobierno en julio de 2011, cuando la tasa de paro era del 14,21 por ciento frente al 20,6 actual.

Subrayó que en este tiempo 25.500 cántabros han perdido sus puestos de trabajo y otros tantos “se han visto obligados a emigrar de una región en la que no encuentran futuro, ni oportunidades”.

A su juicio, la Comunidad Autónoma “se desliza por una pendiente peligrosísima”, en manos de un presidente que ha abandonado todos los grandes proyectos que el anterior Ejecutivo tenía en marcha, incluida la financiación de las obras del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla por el Estado.

“La privatización de Valdecilla va a ser la tumba de los pueblos de Cantabria”, lamentó Revilla, quien reiteró su rechazo al acuerdo de colaboración público-privada aprobado por el Partido Popular para que una empresa concluya las obras a cambio de la gestión de servicios del hospital, por los que percibirá de las arcas públicas más de 700 millones de euros en 20 años, a razón de más 30 millones anuales.

“Va a ser la tumba de los pueblos de Cantabria, porque no habrá carreteras, ni polideportivos, ni inversiones de ningún tipo, una vergüenza cuando está firmado que ésa es una obra del Estado”, precisó.

Criticó por ello la “falta de reivindicación” de Diego y su “incapacidad” para conseguir que el Estado asuma la financiación íntegra del hospital, como él mismo exigía cuando estaba en la oposición e incluso después de su llegada al Gobierno, mientras gobernaba en España el PSOE. “Desde que Rajoy es presidente ya no reclama nada”, recalcó.

Asimismo, rechazó el abandono de otros grandes proyectos comprometidos por el Partido Popular, como el Tren de Alta Velocidad, y calificó como “un engaño” sus promesas electorales de reducir el paro, llenar Cantabria de empresas y disminuir los impuestos, porque “han hecho justo lo contrario”.

En estas condiciones, aseguró que la situación de la región “no puede ser peor”, por lo que en su opinión los mensajes de recuperación del presidente regional sólo demuestran que “no vive en la realidad que viven el resto de los cántabros”.

Finalmente, Revilla dio por segura la vuelta del PRC al Gobierno tras las elecciones de 2015, un regreso que calificó como “un reto” y la oportunidad para demostrar que, a pesar de las dificultades, “se pueden hacer las cosas de otra manera”.