Presentaciˇn por la ConsejerÝa de Obras de la ampliaciˇn del puente Ranero

Obras P˙blicas invertirß dos millones en el nuevo puente sobre el rÝo Besaya de Los Corrales

1 Febrero 2017
  • foto

El consejero de Obras Públicas y Vivienda, José María Mazón, confía en que la construcción del nuevo puente Ranero, en Los Corrales de Buelna, que sustituirá al existente, esté finalizada para la primavera de 2018.

Mazón ha destacado que esta actuación atiende a una "vieja reivindicación" del municipio, cuyo objetivo es "garantizar la seguridad vial" de los vecinos de Los Corrales de Buelna y, muy especialmente, de aquellos que tienen que atravesar el puente cada día para ir a trabajar, ya que el puente conecta los municipios de San Felices y Los Corrales de Buelna con el polígono industrial de la recta de La Agüera y el de Barros.

Así se ha expresado Mazón durante la presentación a la ciudadanía y a los medios del proyecto de remodelación de la nueva infraestructura sobre el río Besaya, que el Gobierno ha licitado en el Boletín Oficial de Cantabria por importe de 2.078.905 euros y un plazo de ejecución de doce meses.

En este sentido, el consejero calcula que, una vez que se hayan estudiado las ofertas de las nueve empresas que se han presentado al concurso, la Consejería de Obras Públicas pueda adjudicar el proyecto aproximadamente en abril y comenzar su ejecución antes de verano. "El objetivo es que para el año que viene el puente esté acabado", ha reiterado.

Por su parte, el alcalde de San Felices de Buelna, José Antonio González Linares, ha agradecido al consejero que haya "cumplido su palabra" de poner en marcha esta actuación que, en palabras de González, dará seguridad a los peatones y que, cada vez que pase un camión, tengan que esperar para cruzar, debido a la estrecha plataforma actual. Una situación que González Linares considera "tercermundista".

Asimismo, la alcaldesa de Los Corrales de Buelna, Josefina González, ha celebrado la "buena sintonía" con el Gobierno, que ha hecho que este puente sea "una realidad" y se acabe con "la tan ansiada ronda de circunvalación para poder ser competitivos", ha dicho, de cara a atraer nuevas empresas.

La construcción del nuevo puente, en la carretera CA-170, tiene el objetivo de edificar un puente que cumpla con las condiciones adecuadas de seguridad vial. Para ello, se sustituirá el existente por otro de cerca de 60 metros de longitud que dispondrá de dos amplios carriles (de 3,25 metros cada uno) y dos aceras de 2,37 metros a cada lado.

En total, la plataforma ocupará 12 metros de anchura que agilizarán el tráfico de una infraestructura por la que circulan diariamente más de 6.000 vehículos, de los cuales cerca de 1.000 son vehículos pesados (un 16%).

El nuevo eje discurre en su mayor parte sobre la calzada actual, aunque se eleva ligeramente sobre el existente, lo que permite la construcción de la nueva estructura sin demoler previamente la original y evitar así la necesidad de tener que cortar la carretera al tráfico durante las obras.

Por último, se proyectará una nueva señalización horizontal y vertical de la carretera y se repondrán los cierres de las parcelas que resulten afectadas por las obras.