PRC y PSOE denuncian un nuevo Ĺmaltratoĺ a Torrelavega y sus desempleados por el Gobierno de Diego. El Ayto solo podrß contratar a 152 de las 240 personas previstas

GarcÝa Carmona y Ruiz Salmˇn han denunciado que el Gobierno del PP ha negado al Ayuntamiento de Torrelavega el 62% de las plazas solicitadas para los proyectos de empleo de Corporaciones Locales

17 Enero 2015
  • foto

    Pedro G. Carmona, primer teniente de alcalde

La alcaldesa y el primer teniente de alcalde, Lidia Ruiz Salmón y Pedro García Carmona, han dado a conocer un nuevo ejemplo de la ‘discriminación’ que viene sufriendo Torrelavega durante esta legislatura de gestión del PP.

Ruiz Salmón y García Carmona han informado de la ‘injusta’ decisión adoptada por el Gobierno Popular de ‘recortar’ el número de plazas a las que tenía derecho Torrelavega en los proyectos de empleo de las Corporaciones Locales. Una convocatoria para la que se habían solicitado 240 plazas, para otros tantos desempleados del municipio que no cobran desempleo, y que se ha visto ‘recortada’ en un 64%. Según han denunciado la alcaldesa y el primer teniente de alcalde, finalmente el Ayuntamiento ‘solo’ podrá contratar a 152 desempleados frente a los 240 iniciales porque el Gobierno de Diego así lo ha decidido.

Además, han añadido, se da la circunstancia que, pese a que Torrelavega y su comarca es la zona de Cantabria más afectada por el paro, a otros Ayuntamientos como Santander sí le conceden el 100% de las 240 plazas solicitadas.

Asimismo, han destacado otra curiosidad de esta resolución del Gobierno de Diego y que la mayor parte de las contrataciones se realizarán en el primer semestre coincidiendo con el periodo electoral.

Ante este ‘jarro de agua fría’, Ruiz Salmón y García Carmona han anunciado que ‘políticamente’ reivindicarán ante el Gobierno del PP la concesión de las 240 plazas solicitadas y que, a nivel municipal, recurrirán la decisión.

En cuanto a los grupos de la oposición, han instado al PP, a ACPT y a Gómez Morante a que hagan ‘frente común’ ante esta ‘decisión injusta que castiga y discrimina a Torrelavega y, en especial, a sus desempleados’.