Potenciar el Arco de la BahÝa, eje electoral del PRC en los seis municipios que lo componen

Fuentes-Pila considera imprescindible convertir esta ßrea en el ômotor econˇmico y productivo que empuje al resto de Cantabriaö

18 Diciembre 2014
  • foto
  • foto

Potenciar el Arco de la Bahía, eje electoral del PRC en los seis municipios que lo componen

Fuentes-Pila considera imprescindible convertir esta área en el “motor económico y productivo que empuje al resto de Cantabria”

Santander,  18.12.2014

El PRC ha destacado hoy su compromiso político de potenciar el Arco de la Bahía y ha adelantado los programas electorales con los que la formación política concurrirá a las elecciones municipales de las seis localidades que lo componen incluirán una “apuesta clara y explícita” de convertir esa área en el “motor económico de Cantabria”.

Así se ha puesto de manifiesto en una rueda de prensa celebrada esta mañana en la que han participado el secretario general del Comité Local de Santander, José María Fuentes-Pila; la diputada regionalista y miembro del PRC de Camargo Rosa Valdés; el secretario general de las Juventudes Regionalistas de Santander, Íñigo Claramunt, y los concejales Francisco Ortiz (Astillero), Soraya Cruz (Piélagos) y Gonzalo Rodeño (Camargo), además de Vanesa Montes, miembro del Comité Local de Villaescusa.

Según ha afirmado Fuentes-Pila, los regionalistas consideran “imprescindible” potenciar esta área, donde reside el 45 por ciento de la población cántabra y donde se encuentran los “elementos críticos” para el propio funcionamiento de la Comunidad Autónoma, entre los que ha citado el puerto, el aeropuerto y la estación marítima.

La propuesta política, ha explicado Fuentes-Pila, está contenida en la ponencia ‘Regionalismo Urbano: una perspectiva desde el Arco de la Bahía, aprobada el pasado domingo en el Congreso del PRC. El “aval” del Congreso, ha explicado el regionalista, asegura así que esta propuesta se incluirá en las propuestas electorales que los seis municipios plantearán a los ciudadanos en los comicios de mayo de 2015.

Fuentes-Pila ha asegurado que los regionalistas han venido trabajando en los últimos años en fortalecer los lazos entre las estructuras locales en cada municipio, al tiempo que ha destacado la “cohesión y unión de acción política presente y en la estrategia política de futuro del PRC”. Una unidad que ha basado en el convencimiento de la necesidad de una visión comarcal, que permita convertir al Arco de la Bahía “en el motor económico y productivo que empuje al resto de Cantabria”.

Por su parte, Rosa Valdés ha destacado la “identidad territorial, política, social y económica” compartida por los municipios del Arco de la Bahía, que convierten a esta comarca, junto a la del Besaya, en los “dos trenes fuerza para tirar” del conjunto del Partido Regionalista. En este sentido, ha afirmado que, pese a que la formación política ha sido un partido “considerado rural”, “ya no lo es”. Así, sostiene que la ponencia aprobada este domingo es la “mejor prueba” de ello, y constituye el “aval de todos los compañeros” a esta visión “supramunicipal, comarcal” del Arco de la Bahía.

 

Propuestas

 

Entre las medidas propuestas para conseguir potenciar el papel de esta área y recogidas en la ponencia sobre ‘Regionalismo urbano’ destaca la redacción y puesta en marcha de un Plan Comarcal por el Empleo, que “apueste decididamente” por los emprendedores y autónomos y consiga mitigar el “grave problema” de falta de empleo estable y de calidad.

Además, los regionalistas defienden que ésta es la vía para el desarrollo de políticas que “acaben con la desigualdad existente y frenen la migración de miles de jóvenes que se ven obligados a huir de su tierra para buscarse un futuro”. Así, proponen “centrar todos los esfuerzos y recursos públicos” para la puesta en marcha coordinada de políticas activas de empleo en las que intervengan la totalidad de municipios y agentes sociales del Arco de la Bahía.

Para el PRC, la necesidad de reforzar el papel de los municipios que componen el Arco de la Bahía en motor de Cantabria constituye “el brazo industrial y económico” de otra de las reivindicaciones principales, el establecimiento del Área Metropolitana de Santander. En este punto, defienden que estos municipios ya funcionan, en la práctica, “como un todo” que, sin embargo, no tiene su reflejo en el ámbito administrativo. “Esta visión no se ve correspondida en las políticas de los municipios, que continúan con una visión fragmentaria de la realidad”, sostienen. Por ello, abogan por considerar esta área como un “territorio de cohesión, crítico para la evolución del resto de Cantabria”

Es en este contexto en el que defienden el establecimiento del Área Metropolitana de la capital y que se avance en integrarlo en los diferentes procesos que están teniendo lugar en la “macroregión a la que pertenecemos, el Arco Atlántico”. En este punto, consideran especialmente importante avanzar en su interconexión con el resto de la costa cantábrica, emprender nuevas relaciones con las ciudades vecinas y promoviendo vías de comunicación de mercancías, entre las que citan la mejora de la red ferroviaria que une Cantabria con Asturias y el País Vasco, la finalización de la Autovía del Cantábrico a su paso por Asturias y la incorporación a las autovías del mar que permita incrementar la relación con otros puertos europeos.

Otro de los ejes que estructuran la ponencia pasa por la defensa de la identidad y la cultura cántabras urbanas con el “máximo respeto a la especial idiosincrasia de cada municipio”. Así, sostienen que el Arco de la Bahía comparte un pasado industrial y de relación con el mar que es común, aunque “en cada uno de sus rincones esta identidad se entiende y se manifiesta de forma distinta”, por lo que sostienen la conveniencia de fomentar esas identidades y, al mismo tiempo, “hacerlas partícipes de un conjunto y enriquecerlas mediante el contacto”.

Los regionalistas consideran que “ninguna de estas ideas podría ser llevada a cabo sin una gestión eficaz, económicamente eficiente y participativa”. Por ello, defienden la implicación y empoderamiento de la ciudadanía como “banderas del discurso urbano” del PRC.