Mazˇn y Gochicoa anuncian que Transiciˇn Ecolˇgica costearß el bombeo de agua al pantano del Ebro y dan por ôgarantizado al finö el abastecimiento de agua a Cantabria

El consejero y el diputado regionalistas destacan la labor “decisiva” realizada por el PRC en el Congreso para lograr una transferencia que asegura el suministro “sin coste” para la Comunidad Autónoma

Noticias PRC 3 Diciembre 2021
  • foto

El diputado nacional del PRC, José María Mazón, y el consejero de Obras Públicas del Gobierno de Cantabria, José Luis Gochicoa, han anunciado hoy que el Ministerio de Transición Ecológica asumirá el coste de devolución al pantano del Ebro de la transferencia de 5 hectómetros cúbicos de agua concedida a la Comunidad Autónoma para garantizar el abastecimiento y evitar cualquier problema de suministro durante los meses de verano.

Mazón y Gochicoa han comparecido en una rueda de prensa para dar a conocer la orden ministerial con la que culminan las numerosas gestiones desarrolladas a lo largo de los últimos meses tanto por la Consejería de Obras Públicas como por el diputado regionalista en el Congreso de los Diputados para “satisfacer las necesidades de la bahía de Santander”, sin que suponga “ningún coste para Cantabria”.

“Tendremos garantizada el agua, lo cual es totalmente lógico teniendo el pantano del Ebro”, ha recalcado Mazón, quien da por “zanjado” el problema que hasta ahora sufría el entorno de Santander en los meses estivales. “No creo que haya ningún Gobierno que pueda dar marcha atrás a estos logros, venga el plan hidrológico que venga”, ha precisado.

En la misma idea ha incidido José Luis Gochicoa, quien ha explicado que la autorización especial del bitrasvase de 26 hectómetros, sumada a la transferencia de 5 hectómetros y la asunción por el Ministerio de los costes de devolver esa agua al pantano, mediante el bombeo de las cuencas altas del Besaya, “asegura el abastecimiento para cualquier verano, sin tener que andar mendigando cada año en mayo o junio”.

El consejero de Obras Públicas ha recordado que al inicio de esta legislatura Cantabria se encontró “sin agua para el verano”, tras la anulación por los tribunales del bitrasvase del Ebro, por lo que el Gobierno Regional tuvo que poner en marcha un procedimiento que ha pasado por “cantidad de problemas en todos los despachos y dependencias administrativas”, con reticencias expresas de comunidades como Aragón o Cataluña, contrarias a cualquier trasvase de agua del Ebro.

En este contexto ha puesto en valor la consecución de la autorización especial de los 26 hectómetros, “que fue un logro”, aunque la Comunidad Autónoma tuvo que comprometerse a cambio a bombear el agua de vuelta al pantano del Ebro, tal como establece el Plan Hidrológico Nacional. Ante esa situación y al entender que “no podía ser que Cantabria tuviera que correr con los costes de ese bombeo de agua”, cuando es “un bien de interés general que otros territorios tienen de forma gratuita”, el Gobierno autonómico emprendió “una segunda lucha”, respaldada por José María Mazón desde el Congreso de los Diputados con una labor que –en palabras de Gochicoa- “ha sido clave en la política del Gobierno”.

En este sentido, ha recordado la interpelación a la ministra de Transición Ecológica y la posterior moción aprobada por todos los grupos parlamentarios para instar al Gobierno a la solución que finalmente ha llegado a la Comunidad Autónoma.

Tanto Gochicoa como Mazón han valorado la “utilidad para Cantabria” de la presencia del PRC en la Cámara Baja. “Si no tenemos un voto, pasan de nosotros y pasan de Cantabria,” ha señalado el diputado regionalista. “El resto de los diputados de esta circunscripción ya sabemos lo que van a hacer siempre: el PSOE no va a reivindicar si gobierna en Madrid y el PP va a decir que no a todo, pero no va a conseguir nada”, ha concluido.

800.000 euros anuales

La Orden  por el Ministerio de Transición Ecológica estima en 800.000 euros el coste anual de los bombeos que puede llegar a necesitar Cantabria, aunque esta cantidad fluctuará en función de las necesidades reales de la Comunidad Autónoma. De hecho, la cuantía prevista este año, en el que las lluvias han sido abundantes, se sitúa en torno a 170.000 euros.