Marcano pide explicaciones al Gobierno por la matanza a tiros de todos los lobos adultos del Parque de Cabßrceno

El diputado del PRC cuestiona los motivos para autorizar ôuna autÚntica escabechinaö

Noticias PRC 10 Diciembre 2014

El diputado del PRC Javier López Marcano ha exigido hoy explicaciones al Gobierno de Cantabria por la matanza a tiros de todos los lobos adultos del Parque de la Naturaleza de Cabárceno, ocurrida en la noche del pasado 28 de noviembre, por razones “incomprensibles y hasta el momento desconocidas”.

López Marcano ha hecho pública su “perplejidad y consternación” por lo que considera “una auténtica escabechina” contra una especie “señera en un parque que se precia de su carácter conservacionista” y que incluso pertenece a organizaciones proteccionistas españolas y europeas, como AIZA y AEZA.

“Alguien tiene que dar muchas explicaciones por esta barbarie”, ha recalcado.

Además de anunciar que reclamará respuestas al Ejecutivo en el Parlamento, el parlamentario regionalista ha explicado que la matanza fue ejecutada por personal “autorizado”, que utilizó un rifle de calibre 22 “con el que disparó hasta ocho veces sobre algunos de los ejemplares”.

Estos hechos se produjeron después de que la plataforma INFOZOOS, integrada por las asociaciones FAADA (Barcelona), Born Free Foundation (Reino Unido) y ANDA (Madrid), se dirigiera en septiembre al director del parque para expresar su preocupación por las condiciones en las que se encontraba la manada de lobos, con sólo 7 cachorros nacidos el pasado mes de abril en el recinto habilitado para esta especie y todos los ejemplares adultos metidos en jaulas, en otro espacio y sin acceso al exterior.

Al parecer, los animales fueron enjaulados como consecuencia de unas obras de reforma en el recinto reservado para ellos y la denuncia de INFOZOOS provocó que fueran reubicados junto a los lobeznos, lo cual dio lugar a varias peleas entre los propios animales que se saldaron con la muerte de uno de los ejemplares adultos y de 3 lobeznos.

Tras estos hechos y con la camada reducida a 13 animales, 4 jóvenes y 9 adultos, tuvo lugar la matanza a tiros, realizada con “nocturnidad y afán de ocultación, con un arma que no hace demasiado ruido, pero que obligó a realizar disparos múltiples para acabar con los animales”.