Las obras de la Plaza de Abastos finalizarßn a mediados de noviembre

Ya se ha ejecutado el 50% del proyecto. A continuaciˇn, el Ayuntamiento sacarß a licitaciˇn los cinco nuevos puestos.

14 Septiembre 2017
  • foto
  • foto

El alcalde, José Manuel Cruz Viadero; acompañado del concejal de Obras y primer teniente de alcalde, Javier López Estrada; y del concejal de Ferias y Mercados, Jesús Sánchez; ha visitado las obras que el Ayuntamiento está ejecutando en la Plaza de Abastos por importe de 214.687 euros (80.000 euros aportados por el Gobierno d eCantabria). Un proyecto, han dicho, que “está ejecutado al 50%” y se prevé estará finalizado a mediados del mes de noviembre.

Durante la visita, Cruz Viadero ha señalado que desde el equipo de gobierno PSOE-PRC se está “satisfechos” con el trabajo que se está realizando para convertir este edificio “emblemático” en un “centro de atracción” para la ciudad.

Esta actuación, ha subrayado, ha sido “consensuada” con los comerciantes de la Plaza y era “necesaria para dinamizar su actividad, y atraer nuevos clientes”. El alcalde también ha tenido palabras de agradecimiento hacia los comerciantes, los clientes por su “colaboración y comprensión” y hacia la empresa adjudicataria por su “esfuerzo” en causar las menores molestias posibles.

 Por su parte, Javier López Estrada ha explicado que ya se ha pasado la “fase más complicada” de la obra, los trabajos de saneamiento. Y ha avanzado que desde los servicios técnicos municipales ya se está trabajando en la redacción del pliego para la licitación de los cinco nuevos puestos que se instalarán en la Plaza. En este sentido, ha apuntado que “la parte mala” de este proyecto es que el mismo no culmina con la finalización de la obra dado que hay que sacar a licitación dichos puestos y proceder al equipamiento de la Plaza.

El primer teniente de alcalde ha insistido en algunas de las mejoras que supondrá esta inversión para la Plaza de Abastos y sus comerciantes, entre ellas ha citado el “fin de los problemas de olores, de extracción de humos, y la posibilidad de que los horarios se adecuen a los usos”. Todo ello, ha insistido, con el objetivo de “revitalizar” este espacio.

Recordar que el proyecto consiste el cambio de suelo, de red de saneamiento, canalización eléctrica, mejora de la movilidad en el interior de la plaza y la creación de cinco nuevos puestos, que antes no existían y que se suman a los once existentes; de ellos, cuatro se van a dedicar a la restauración y la hostelería, y un quinto será una frutería modular, que se pueda desplazar en los momentos puntuales que sean necesarios. Además, se habilitarán aseos públicos y un “amplio” espacio libre para todo tipo de eventos.