La UTAC propone un plan de sucesiˇn de empresa y relevo generacional de los autˇnomos en edad de jubilaciˇn

El objetivo es que nuevos autˇnomos conozcan y se familiaricen con las aptitudes para poder asumir y dar continuidad a los negocios que cerrarÝan por jubilaciˇn del titular

1 Diciembre 2015

Torrelavega, entre 55 y 63 años, tiene 572 autónomos, lo que supone un 27% del total que en los próximos años tendrán que ser reemplazadas

La Unión de Trabajadores de Cantabria (UTAC) ha presentado hoy en el Centro de Promoción e Innovación Tecnológica un plan de actuación para la renovación generacional de los trabajadores autónomos y la sucesión de negocios. Su presidente, Eduardo Abad, ha estado acompañado del alcalde de Torrelavega.

Actualmente, como ha constatado Abad, este colectivo de trabajadores, que en Torrelavega ascienden a una cifra de 3188 afiliados al RETA -el 7,56% del total de Cantabria-, sufre un considerable envejecimiento: la ciudad cuenta con 571 autónomos entre 55 y 63 años. “571 actividades que en los próximos cinco o seis años van a tener que ser reemplazadas por autónomos jóvenes o de mediana edad que quieran poner un negocio en marcha a través del relevo generacional de los autónomos que se van a jubilar”, ha subrayado el presidente de la UTAC.

El objetivo es incentivar a aquellos autónomos en edad cercana a los 62 y 63 años para que no accedan a la jubilación anticipada y se mantengan hasta los 65 años, contratando a un joven emprendedor para que conozca y se familiarice con el negocio en un periodo de cualificación dos años. De esta manera tendrá tiempo suficiente para conocer las aptitudes necesarias para favorecer la continuidad del negocio. Este incentivo se traduce en la bonificación del 100% de la cotización a la Seguridad Social de estos autónomos cercanos a la jubilación, en un plan trataría de actuar anualmente sobre 100 casos.

El alcalde, en nombre del equipo de gobierno y la corporación municipal ha alabado el trabajo y la propuesta de la UTAC, gracias a la detección de esta problemática. Por ello ha asegurado que “la Administración debe de tomar medidas” para frenar el cierre de negocios “y mantener ese pequeño comercio tan importante para las ciudades, porque crean actividad y puestos de trabajo”

Coste económico y modernización de negocios

Esta iniciativa “pionera en toda España”, como ha destacado Abad, supondría una partida anual desde la administración autonómica en torno a los 350.000 euros. Además, estos jóvenes en contrato de formación y aprendizaje de dos años, que contaría con los beneficios propios del tipo de contratación, tendrían un 20% de las horas dedicadas a la formación teórica.

La renovación del sector más envejecido además permitiría la llegada de un grupo de emprendedores que permitirían una modernización de los negocios, gracias a la llegada de “jóvenes que vienen con otro tipo de formación y mentalidad”, basada en las nuevas tecnologías, que facilitarán que los negocios “se renueven de por sí y sean capaces de llegar a más gente de forma mucho más eficaz”.

Asimismo se contemplan la bonificación de las tasas municipales en los dos primeros años de funcionamiento de esos negocios que son retomados por los jóvenes emprendedores para que “pervivan con todas las garantías”. A ello se añadirían estudios previos de viabilidad y un asesoramiento tanto a emprendedores como a autónomos en fase de cese de actividad empresarial para el traspaso del negocio.