JRS critica que la ˙nica opciˇn que el PP ofrece a los jˇvenes santanderinos es ôapuntarse a clases de Capoeriaö

La organizaciˇn censura que el Consejo de Jˇvenes lleva dos a˝os sin celebrarse cuando ha de hacerlo dos veces por ejercicio

8 Febrero 2017

Juventudes Regionalistas de Santander (JRS) ha lamentado hoy que el equipo de Gobierno municipal “ni siquiera mira” a la juventud santanderina, que es “sistemáticamente expulsada de la ciudad”, una realidad ante la que la única opción que ofrece el PP es “apuntarse a clases de Capoeira”.

En este sentido, los jóvenes del PRC consideran que la “gran aportación” del PP destinada a la población joven es la iniciativa ‘La Noche es Joven’. “Creen que con organizar cuatro talleres de risoterapia ya cumplen el expediente”, critica la organización, que ha instado al equipo de Gobierno municipal y, en especial, a su concejal de Juventud, Daniel Portilla, a citar “una sola medida” emprendida esta legislatura para frenar el éxodo juvenil o incrementar sus oportunidades de empleo.

Así, critican que el Consejo de Jóvenes que, por sus estatutos ha de reunirse al menos dos veces al año, no lo hace en sesión ordinaria desde enero de 2015, lo que muestra, a su juicio, “la nula apuesta del PP por los jóvenes santanderinos”. Este órgano, recuerda la organización, fue creado como un instrumento de participación, con el objetivo de dar voz a los jóvenes y recoger sus necesidades y demandas. “Justo antes de las elecciones, en marzo de 2015, se convocó la última reunión celebrada hasta la fecha, con carácter extraordinario pero, realizada la foto, no han querido volver a escuchar nuestra voz en dos años”, sostienen.

En este sentido, consideran que si el PP de Cantabria ostenta el “dudoso honor de cerrar el Consejo de la Juventud de Cantabria”, el de Santander “le sigue a la zaga, porque, de facto, ha hecho lo mismo”. “No les interesa escucharnos, tan solo buscan entretenernos”, han enfatizado.

Éxodo juvenil

Por otra parte, los jóvenes del PRC destacan que “los datos, la realidad” debería mover a una actuación “urgente y consensuada con todas las formaciones políticas y la sociedad civil”. “Lo que está pasando en Santander, la pérdida de población menor de 30 años, es un síntoma muy claro de que muchos jóvenes no ven una oportunidad de vida en esta ciudad, y cambiar esa verdad debería ser el principal objetivo de esta administración local”, argumentan.

Así, han destacado que, según las estadísticas del Padrón Continuo del Instituto Nacional de Estadística (INE), en 2011 vivían en Santander 9.411 jóvenes de entre 20 y 24 años. Cinco años después, en 2016, ese grupo de población tendría entre 25 y 29, cuando el INE cifraba en 8.842 personas el censo. “Es decir, quince de cada cien, 569 jóvenes, dejaron Santander justo en el momento en el que, muchos de ellos, habrían empezado su vida profesional tras dejar los estudios”, destacan.

Además, continúan, “no sólo perdemos jóvenes, es que su peso es cada vez menor en el conjunto de la población”. También según el INE, en 2016 los menores de 29 años  eran 44.563 y constituían el 25,8 de la población santanderina.  En 2010, continúa la organización, ese porcentaje era tres puntos superior, del 28,6 por ciento. “Y es que, en sólo seis años, esa franja de población se ha reducido en 7.435 personas”, sostienen.

“Ahí hay un grave problema que el PP sigue sin ver, y mientras nos piden que vayamos, muchos sin trabajo, sin vivienda y sin futuro, a bailes de salón”, concluyen.