Fuentes-Pila reivindica un Plan EstratÚgico que saque del actual abandono al tejido cultural de Santander y cree una marca de ciudad consolidada

El portavoz regionalista participˇ en el foro cultural ôSantander cultura, ciudad, creatividadö en el que se dieron cita una treintena de agentes culturales de la ciudad

6 Junio 2014
  • foto

    Encuentro sectorial con los agentes culturales de Santander

El portavoz regionalista, José Mª fuentes-Pila, ha abogado por la necesidad de abordar definitivamente la realización del Plan Estratégico cultural capaz de generar una política inclusiva y de crear una marca-ciudad consolidada, ante la situación de abandono en el que se encuentra el tejido cultural y creativo en Santander.

Fuentes-Pila hizo referencia a otras comunidades de similares características a Santander que cuentan ya con un Plan de estas características en aras de potenciar esta industria y apoyar un sector imprescindible para el desarrollo económico y social de una ciudad. “Conocer la industria cultural y creativa, sus agentes y problemáticas es una prioridad que no se está atendiendo desde el Ayuntamiento de Santander”. Es más apuntó, “se está haciendo una gestión privada de las políticas públicas en materia de cultura, mediante la Fundación Santander Creativa, mientras que la Concejalía de Cultura se la ha vaciado de contenido y su actividad se reduce a poner nombres a las calles y entregar medallas”.

Para el regionalista las instituciones locales  deben generar “capacidad de mover cultura” y en Santander, por el contrario, no existe una apuesta cultural continuada. “Resulta imprescindible que tanto cuantitativa como cualitativamente se aumente el apoyo desde las administraciones para que el sector cultural sea relevante y pueda desarrollarse en igualdad de condiciones si queremos hacer una apuesta real por hacer cultura en la ciudad”.

El portavoz regionalista hizo estas declaraciones durante la sectorial de cultura “Santander cultura, ciudad, creatividad” organizada por el Partido Regionalista de Santander, en la que se dieron cita una treintena de agentes culturales y creativos quienes, en su exposición, coincidieron en la falta de apoyo desde el ámbito municipal en materia de desarrollo cultural, “sumergiendo en un constante estrangulamiento a los artistas y creadores”  y en la importancia de dar más visibilidad a estas empresas.

El objetivo de este encuentro era analizar las condiciones para que la cultura se convierta en un sector económico relevante de la ciudad, así como explorar las sinergias entre la cultura y otros sectores productivos o debatir sobre la identidad cultural de Santander. Estructurado en formato de foro la mesa estuvo compuesta por seis representantes de asociaciones, plataformas e integrantes de proyectos que agrupan a diferentes actividades dentro de las industrias culturales y creativas de Santander: Pati Doménech, Presidente de la Asociación Cántabra de Empresas Productoras de Artes Escénicas (ACEPAE); Vicente Vega, Presidente de la Asociación Audiovisual Cántabra (ACUCA); Pablo Susinos, Director de la Red de Bibliotecas Municipales de Santander; Yolanda Novoa, artista plástica; Ángel Astorqui, Secretario Plataforma de Empresas Culturales de Cantabria (PECCA),  y Javier Fernández Rubio, periodista y editor, en representación del Gremio de Editores, junto con el portavoz del PRC de Santander, José Mª Fuentes-Pila.

“Desde el PRC de Santander- apuntó la concejal regionalista, Amparo Coterillo, -hemos planteado este encuentro porque creemos que la cultura como sector se encuentra en un momento crítico de cambio. Y que la ciudad de Santander por su condición de aglutinante cultural como capital de Cantabria y porque además cuenta con un tejido cultural consolidado y un capital humano de gran calidad está en las mejores condiciones para aprovechar esa transformación”.

Asimismo, argumentó “esta transformación implica a nuestro entender un crecimiento en el número de empresas que trabajan en la cultura, un aumento en el número de empleos, número de proyectos que se generan, etc. Es decir que la cultura tenga peso específico como sector productivo en la ciudad de Santander y que contribuya a cambiar un modelo económico obsoleto basado en la construcción y servicios relacionados fundamentalmente con el turismo y la hostelería por otro en el que cultura, innovación tecnológica y social y educación sean protagonistas”.