Fuentes-Pila considera ôvergonzosoö que el alcalde ôsaque pecho ahoraö con la ayuda a domicilio

El regionalista recuerda que De la Serna permitiˇ los recortes y aplaudiˇ la Ley que fija que este servicio pase a los Gobiernos autonˇmicos

12 Febrero 2015

El portavoz del Grupo municipal regionalista en el Ayuntamiento de Santander, José María Fuentes-Pila, ha considerado “vergonzoso” que el alcalde de Santander, Íñigo de la Serna, “saque pecho ahora” con la ayuda a domicilio cuando “es la misma persona que aplaudió un “importante recorte” en la financiación que llegaba a este servicio del Gobierno de Cantabria y, aún más, cuando ha sido “el primer defensor” en su calidad de presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) de que este servicio pase a ser competencia exclusiva de los Ejecutivos regionales al finalizar este año.

El regionalista se ha referido de este modo a las declaraciones efectuadas ayer, miércoles, por el concejal de Familia y Servicios Sociales, Antonio Gómez, quien señaló que el servicio de ayuda a domicilio se presta gratuitamente a seis de cada diez usuarios.

Para Fuentes-Pila, es un “insulto a los santanderinos” que el mismo alcalde que “no dijo ni mú” ante el recorte efectuado por el Ejecutivo de Ignacio Diego, que supuso, en el caso concreto de Santander, que la ciudad recibiese 500.000 euros menos, y que participó como presidente de la FEMP en que los ayuntamientos “abandonen” la prestación de este servicio “venga a hora a decirnos que si tantos lo reciben gratis, cuando la realidad es que muchas personas que realmente lo necesitan no pueden acceder a este servicio y que si quedasen más años de legislatura popular muchas más no podrían en un futuro”.  

Así, ha señalado que mientras en Cantabria una persona que cobre hasta 4,5 veces el IPREM, unos 2.395 euros mensuales, puede acceder a una vivienda de protección oficial, si cobra 693, superando el 1,3 del IPREM, se tiene que pagar la ayuda a domicilio. “Que nos expliquen, por favor, como por ejemplo un matrimonio de ancianos con necesidades de asistencia y esa renta van a pagar por ser atendidos”, ha lamentado, al tiempo que ha criticado que “la autocomplacencia no permita ver que cada día hay más personas fuera del sistema”.

“Es en esta situación en la que el alcalde que ha consentido los recortes y que ha abanderado el abandono de los más débiles por parte de los ayuntamientos viene a decirnos ahora que qué bien, que algunos no pagan por el servicio”, ha lamentado Fuentes-Pila, quien ha pedido al regidor “un poquito más de coherencia y memoria a la hora de hacer declaraciones públicas”.

Reforma Ley de Bases

 

El regionalista ha recordado que, en virtud de la reforma de la Ley de las Bases de Régimen Local, todos los Gobiernos autonómicos asumirán en exclusiva la prestación de los servicios sociales el 1 de enero de 2016, un “cambio sustancial” para el que el Ejecutivo cántabro “no ha preparado nada, tal y como ha quedado de manifiesto en el Parlamento de Cantabria tras las preguntas efectuadas por la diputada regionalista Rosa Valdés”. “El Gobierno de Cantabria ni está ni se le espera, y el alcalde de Santander se da prisa antes de liquidar el servicios para conseguir un par de titulares”, ha lamentado.

En este punto, ha recordado que “de la mano” del Partido Popular no sólo la pobreza en Cantabria crece al ritmo más rápido de toda España, como se ha conocido recientemente, sino que, además, “hemos de asistir atónitos a que mientras se privatiza y se excluye a personas de los servicios básicos esenciales se felicitan por su actuación”. “Es insólito”, ha enfatizado. 

Por último, el regionalista ha recordado que los propios trabajadores de los Servicios Sociales del Ayuntamiento de Santander han mostrado ya públicamente su “inquietud” ante los cambios que se introducirán en este ámbito.