ôEn el universo De la Serna la gente compra pisos, todos llegan a fin de mes y el IBI es baratoö, dice Fuentes-Pila

Los regionalistas piden al alcalde que ôbaje a la tierra de una vezö y le preguntan quÚ mßs pruebas necesita para ôapostarö por la vivienda de alquiler

19 Junio 2013

El portavoz del Grupo municipal regionalista, José María Fuentes-Pila, ha asegurado hoy que en el “universo” del alcalde, Iñigo de la Serna, “la gente sigue comprando pisos, todos los santanderinos llegan a fin de mes y el Impuesto de Bienes Inmuebles es barato en Santander”, y ha afirmado que el regidor “hace  gala de un desconocimiento y un alejamiento de la realidad de la ciudad que asusta”.

El regionalista se ha expresado de este modo a raíz de las declaraciones del alcalde, quien ha achacado a que “no hace falta estar pendiente de los sorteos de vivienda protegida porque la Sociedad de Vivienda y Suelo lo comunica enseguida” el hecho de que ayer sólo trece personas presenciasen el sorteo de 111 VPO en La Albericia.

Para el regionalista la razón del nulo interés de los santanderinos tiene dos razones claras: “en primer lugar y principalmente las extremas dificultades para acceder a un crédito y, en segundo lugar, el hecho que, con la caída de los precios del mercado inmobiliario, los precios de las viviendas oficiales ya no resultan tan atractivos frente a las del mercado libre”. “La gente no puede comprar pisos y los pocos que sí pueden encuentran poca diferencia con las viviendas libres que, además, les ofrece mayor libertad de cara a una eventual venta”, ha resumido.

Por esta razón, ha preguntado a De la Serna “qué más pruebas necesita para comenzar a apostar, de una vez por todas, por la vivienda de alquiler”, y le ha recordado que Santander tiene “el dudoso honor” de ser la capital del Norte de España que más población ha perdido en el último año. “Que baje a la tierra de una vez”, ha enfatizado el regionalista.

Ante esta situación, ha instado al equipo de Gobierno a reservar “al menos” el cincuenta por ciento de todas las viviendas de protección oficial que se construyan para el régimen de alquiler con opción a compra y para viviendas sociales.

Además, Fuentes-Pila ha recordado que el propio alcalde ha reconocido “en numerosas ocasiones y vanagloriándose de ello” que los beneficios de la Sociedad de Vivienda y Suelo (SVS) se utilizan para construir equipamientos en la ciudad, como, entre otros, el Escenario Santander.

“El precio de la VPO en Santander es caro porque se ha decidido que la SVS no sea pública, sino una especie de constructora al servicio del Ayuntamiento”, ha explicado el regionalista, quien argumenta que “con la caída del precio de la vivienda libre, esta curiosa política de la plusvalía hace que las VPO no sean atractivas para los pocos que pueden acceder a ellas”.

Realidad paralela

Para el regionalista, lo “más preocupante” es que, “ni siquiera pegándose una y otra vez contra la cruda realidad, despierta el alcalde, que vive en una realidad paralela”. El “problema”, continua el regionalista, es que De la Serna está “gobernando para una ciudad que no existe”, en la que “no hay ni parados de larga duración, ni niños que llegan al colegio sin desayunar, ni mayores que no pueden pagar sus medicinas”.

“Por esa razón tenemos mundiales de Vela en lugar de pisos de alquiler para familias en riesgo de exclusión, programas de realidad virtual para teléfono inteligentes en lugar de teleasistencia gratuita para nuestros mayores y construimos museos del deporte en lugar de abrir los comedores escolares durante el verano”, ha afirmado.

Además, ha asegurado que miles de santanderinos estarían encantados en tener la “vida de cuento” de la que parece disfrutar De la Serna, la “única explicación” que encuentra el regionalista para que “niegue una y otra vez una realidad que cualquier persona con un mínimo de empatía siente al salir a la calle, aunque su situación no sea tan difícil”.

Por último, le ha instado a “aligerar su agenda de viajes” y a “centrarse en Santander y en los santanderinos, en sus programas reales”. “Que escuche a la gente”, ha enfatizado, porque los ciudadanos “no se pueden permitir dos años más de un alcalde sólo preocupado en mantener la fachada de una ciudad que está sufriendo mucho”.