El PRC urge la puesta en marcha de un Plan Integral de Rehabilitaciˇn para La Albericia

Fuentes-Pila dice que ôya estß bien de abandonoö en una nueva ediciˇn del Foro Vecinal

4 Diciembre 2014

El portavoz del Grupo municipal regionalista, José María Fuentes-Pila, ha pedido al equipo de Gobierno la puesta en marcha “inmediata” de un Plan Integral de Rehabilitación para La Albericia que, tras décadas de abandono, “no puede esperar más actuaciones en los espacios públicos degradados”.

Así se expresó en una nueva edición del Foro Vecinal celebrado en la tarde de ayer, en la que se presentó a los participantes un documento con las necesidades más urgentes detectadas por la formación política, así como las propuestas de actuación que constituyen su propuesta para el barrio.

Fuentes-Pila citó entre otras necesidades la existencia de numerosas zonas sin pavimentar, la insuficiente frecuencia de las líneas del TUS que transitan por este zona, el olvido del comercio minorista, “que está pasando  muchas dificultades”, la suciedad y la proliferación de plumeros, entre otras. Citó también el estado de los equipamientos deportivos y la falta de iluminación de un “número creciente de espacios públicos”.

Entre las propuestas “concretas” que el regionalista trasladó a los presentes destacan, además del citado Plan Integral de Rehabilitación, la construcción de un centro cívico y cultural, la búsqueda de soluciones a los problemas de tráfico y aparcamiento, una atención “más cercana” a los vecinos y familias del barrio.

“Ya está bien de abandono, es hora de exigir”, ha enfatizado el regionalista, para quien La Albericia es un barrio “emblemático de Santander, que se merece mucho más de lo que obtiene”.

Actuación en los barrios

 

Por otra parte, el regionalista ha defendido las que considera las medidas “básicas e irrenunciables” que han de guiar la política de actuación en barrios. En primer lugar, una escucha más activa de las necesidades y propuestas de los propios vecinos, que serán siempre, sostiene, “quienes mejor las conozcan”. Además, considera esencial un reparto más equitativo de las inversiones entre las distintas zonas de la ciudad, así como una apuesta decidida por actuar primero en las zonas más degradadas.

En cuarto lugar, propone la prestación de servicios de cercanía y trabajar por recuperar la vida en los barrios, que, sostiene, “languidece”. El regionalista sugiere, además, garantizar la accesibilidad y movilidad de las personas, el mantenimiento de los parques, aceras y, en definitiva, todo el mobiliario y servicios públicos y, por último, la puesta en marcha de equipamientos deportivos en cada barrio de la ciudad.