El PRC urge la ampliaciˇn del patio y una pasarela cubierta que comunique el comedor en el colegio Gerardo Diego de Cayˇn

El Pleno municipal asume ambas propuestas por lo que el Grupo Regionalista espera que sean realidad a principios de curso

11 Julio 2014

El Grupo Municipal Regionalista ha urgido al Ayuntamiento de Santa María de Cayón a agilizar la ampliación del patio y la construcción de una pasarela cubierta que comunique los edificios más alejados con el comedor en el colegio público Gerardo Diego.

Ambas propuestas han sido aprobadas por unanimidad en el último Pleno, por lo que la portavoz del PRC, Ana Obregón, espera que puedan ser una realidad a principios del próximo curso 2014-2015.

Según ha explicado, el Ayuntamiento ya asumió hace algunos meses otra iniciativa regionalista orientada a la ampliación del colegio, que en este momento es el más grande de Cantabria, con 860 alumnos y 60 profesores, pero el equipo de Gobierno no la ha trasladado hasta el momento a la Consejería de Educación, que debe ejecutar las obras.

Por eso y tras la aprobación de las nuevas mociones orientadas a la mejora del centro, Obregón ha reclamado “responsabilidad y agilidad” al alcalde, Gastón Gómez (PP), para que dichas mejoras estén ejecutadas a principios del próximo curso.

En el caso de la ampliación del patio, será posible gracias a una parcela municipal anexa al recinto escolar, que a partir de ahora debe ser acondicionada.

Por lo que respecta a la pasarela, la concejala regionalista ha indicado que se trata de “una obra menor” y puede ser acometida “sin problemas” antes del mes de septiembre, para evitar que los alumnos de los edificios más alejados tengan que verse expuestos a las inclemencias meteorológicas cuando acuden al comedor, del que les separa una distancia de aproximadamente 500 metros.

Obregón ha recordado que el PRC ya realizó una petición similar hace cuatro años, sin que el equipo de Gobierno haya hecho hasta ahora ninguna gestión al respecto, por lo que ha realizado un llamamiento al alcalde para que el último acuerdo del Pleno “no quede en papel mojado” y lleve adelante una obra “necesaria y que reclaman desde hace tiempo los alumnos y sus familias”.