El PRC se propugna como ôla mejor garantÝa de futuroö para Cantabria y destaca su apuesta por la innovaciˇn, la ciencia y la industria vinculada a las energÝas renovables

López Marcano presenta con Diego García y Javier Casas los ejes de la política industrial y de empleo, de desarrollo científico y juventud que debatirá el Congreso Regional

Noticias PRC 11 Noviembre 2022
  • foto
  • foto

El vicesecretario general y consejero de Industria, Turismo, Innovación, Transporte y Comercio, Javier López Marcano, ha defendido hoy que el Partido Regionalista es “la mejor garantía de futuro para Cantabria” y ha puesto en valor su programa para impulsar la innovación y la ciencia y la industria vinculada a las energías renovables, con el fin de impulsar la creación de empleo estable y de calidad, “a todos los niveles, pero muy especialmente para los más jóvenes”. 

López Marcano ha comparecido hoy en rueda de prensa junto a Diego García, secretario de Formación, y Javier Casas, secretario general de Juventudes Regionalistas, para dar a conocer las ponencias que definirán las políticas económicas y de empleo, de ciencia y juventud que el PRC impulsará en la próxima legislatura y que serán debatidas en el XIII Congreso Regional, previsto para el 20 de noviembre. 

Agrupadas bajo el lema ‘Somos futuro’, las propuestas en esta materia establecen como prioridades el fomento de un tejido industrial más diversificado y vinculado a la innovación y la producción de energías renovables; la asunción de las competencias en materia de empleo; la transferencia del conocimiento entre las empresas, los organismos públicos de investigación y la Universidad; alcanzar la inversión media europea en materia de ciencia, y garantizar una financiación adecuada de la Universidad de Cantabria. Todo ello con el objetivo prioritario de “generar oportunidades” en un momento de incertidumbre como el actual, “evitar” la marcha de los jóvenes y atender su demanda de estar presentes “en los espacios de toma de decisiones”. 

La ponencia industrial parte de una defensa de este sector como uno de los grandes pilares de la economía cántabra, después de haber generado una productividad de 75.000 euros por ocupado en el año de la pandemia, lo que representa cerca del 20% de la economía regional. De hecho, recalca que la industria “genera los mayores ingresos salariales y lidera las actividades económicas de mayor inversión en innovación y conocimiento”, a pesar de las dificultades actuales como consecuencia del encarecimiento de la energía y la crisis derivada de la guerra de Ucrania.

 

Para “afrontar” ese desafío y potenciar la capacidad de Cantabria para crear nuevas oportunidades, el PRC apuesta por el potencial de la producción de energía renovable, el Puerto de Santander, el futuro centro logístico de La Pasiega, el aeropuerto ‘Seve Ballesteros’, la Universidad, el Hospital Valdecilla y los organismos públicos de investigación, como el IH, el IBBTEC o el IFCA. “Hay que aprovechar todos estos factores para colocar a Cantabria como Comunidad Autónoma puntera”, subraya. 

También incide en la necesidad de que la Administración actúe como soporte del sector empresarial e impulse la creación de más suelo industrial (La Hilera, Laredo o ampliación del PCTCAN), la inversión en tecnología y las políticas relacionadas con la I+D+i y la transición digital y energética. Además, propugna un plan de emprendimiento industrial para la creación de actividad por comarcas, la mejora de los procedimientos administrativos para conseguir una mayor agilidad en los trámites y el compromiso con los Objetivos de Desarrollo Sostenible. 

El Puerto, ligado a la logística

Por otro lado, destaca el desarrollo alcanzado por el Puerto de Santander desde que los regionalistas gestionan la Consejería de Industria y han centrado las políticas no sólo en mejorar sus cifras de negocio (desde 2015 han sido crecientes hasta alcanzar en 2021 el récord absoluto de carga), sino también el preparar su futuro como un puerto volcado en la logística, porque éste “será uno de los elementos de competitividad más importantes para la industria regional”. 

En este sentido, recuerda las inversiones en marcha, como los 39 millones de euros de la nueva terminal de contenedores que entrará en funcionamiento en el primer trimestre de 2023, o los 170 millones destinados a obras, entre ellas el muelle de Maliaño, la terminal de fertilizantes o la nueva terminal de ferries, así como el compromiso de la Autoridad Portuaria de “no rellenar la Bahía”, vinculando su crecimiento hacia el centro logístico de La Pasiega. 

Competencias plenas en empleo

Por lo que se refiere al empleo, el PRC quiere transformar y reorganizar el Servicio Cántabro de Empleo, “asumiendo legalmente las competencias plenas en esta materia y superando las limitaciones determinadas por el artículo 149.1.7 de la Constitución”. “Es imprescindible que Cantabria proceda a regular sus propios programas autonómicos, teniendo en cuenta la singularidad de nuestro territorio, la realidad urbana y rural de sus municipios y comarcas”, sostiene la ponencia regionalista. 

También plantea la creación de redes locales de empleo (ADLs, Agentes de Desarrollo, Centros de Orientación e Innovación para el Empleo), el trabajo en red con empresas y centros de formación, la gestión del talento en colaboración con las universidades y otros centros educativos y el fomento del regreso del talento emigrado. 

Además, considera “fundamental” que las políticas de empleo se centren en las personas y en las empresas, con especial incidencia en aquellos colectivos que sufren un impacto más negativo de la crisis, como son las mujeres y los jóvenes. 

Por lo que se refiere al turismo, el PRC aboga por un modelo más  vinculado a la naturaleza y a las experiencias urbanas y asume el objetivo de consolidar a Cantabria como “un destino competitivo y de calidad”, trabajando en la rentabilidad de las empresas con un mayor control de los costes, la mejora y profesionalización de la gestión, el consumo de productos locales y una actividad más extensiva, además de impulsar la formación y la cualificación en aquellos ámbitos donde se concentra la demanda laboral para que haya una conexión entre ambos. 

Más recursos para ciencia

La ponencia sobre ciencia, impulsada por Diego García e Íñigo Claramunt, defiende que es esta disciplina la que permite avanzar en el conocimiento, desarrollar un tejido industrial competitivo y crecer como sociedad, por lo que plantean medidas para alcanzar, en 10 años, la inversión media de la Unión Europea, que se sitúa en el 2,32% del PIB. 

Para ello, proponen incrementar la financiación de la Universidad de Cantabria y de los organismos públicos de investigación, como el IH, el IBBTEC o el Instituto de Investigación Sanitaria de Cantabria. 

También plantean el fomento de la transferencia del conocimiento, para que la actividad de la Universidad y los organismos públicos de investigación llegue a las empresas; la creación de programas de investigación que permitan consolidar grupos de investigación dedicados a los sectores productivos de Cantabria; la implementación de una visión inclusiva de las políticas de ciencia, la Universidad y la investigación “para que sean un reflejo real de la sociedad”; la integración de los campus universitarios de Santander y Torrelavega en sendas ciudades, y la mejora de la carrera académica del personal investigador, “para que el empleo deje de ser precario y disponga de unas condiciones laborales dignas”. 

La juventud, en los espacios de decisión

Todas estas medidas están enfocadas de un modo especial a los jóvenes cántabros, a los que el PRC quiere dotar de una estructura económica y de creación de empleo que les permita desarrollar sus carreras personales y profesionales en su tierra, para superar los diferentes reveses que han vivido como consecuencia de las sucesivas crisis surgidas desde 2008. 

Juventudes Regionalistas quiere incrementar la presencia de la juventud en los espacios de toma de decisiones; potenciar el papel del Consejo de la Juventud; garantizar y proteger los derechos mediante la Ley de Juventud; desarrollar un plan de prevención, detección y tratamiento de la salud mental;  avanzar en la tarjeta única, con descuentos y bonificaciones para el uso del transporte público; impulsar campañas de sensibilización y control para frenar conductas discriminatorias por razón de religión, raza o sexo, y acercar a los más jóvenes los valores de la Unión Europea.