El PRC registra una mociˇn para solicitar la paralizaciˇn del Metro-TUS

26 Septiembre 2017

El Grupo municipal regionalista ha registrado esta mañana una moción para instar a la paralización del proyecto denominado Metro-TUS que consideran “un error sin precedentes” que “hará más difícil todavía circular por Santander” como, a su juicio, se ha demostrado tras la inauguración este verano del primer tramo de paso exclusivo para autobuses.

Para el portavoz de los regionalistas, José María Fuentes-Pila, con este proyecto el equipo de  Gobierno ha “empezado la casa por el tejado”, con una inversión de seis millones de euros, que, “en el mejor de los casos”, servirá sólo para ahorrar tres minutos en el trayecto completo entre Valdecilla y El Sardinero. “Y como muchos usuarios tendrán que hacer transbordo, tardarán incluso más”, sostiene el edil.

Para el regionalista, el caos generado este verano en la ciudad, en su opinión “el peor de la historia” en lo referente a la movilidad, es la prueba definitiva de que este proyecto es “un error desde el principio”.  

El “desproporcionado coste para un hipotético mínimo ahorro en tiempo”, la supresión de cientos de aparcamientos, el hecho de que no se facilite la reducción del número de vehículos que entran a la ciudad y la potencial peligrosidad por los trenzados que se generará en rotondas constituyen las principales críticas a un proyecto al que los regionalistas se han opuesto “desde el inicio”. “No se planifica, no se cuenta con nadie, no entiende la movilidad como algo global, no se ofrecen alternativas reales al coche como aparcamientos disuasorios y autobuses lanzaderas, simplemente se gastan seis millones de euros, construyen dos mamotretos y listo”, ha lamentado.

Por esto ello, Fuentes-Pila tratará de recabar el apoyo de la mayoría del Pleno para “parar este despropósito” y comenzar a iniciar un camino “sensato y consensuado” hacia una mejor política de movilidad en la ciudad. “Pese a las dimensiones y la población de Santander, la ciudad tiene problemas de tráfico homologables a los de las grandes ciudades”, cree el regionalista, extremo que evidencia que “algo hay que hacer, pero desde luego no gastarte seis millones para crear más problemas”.