El PRC rechaza el presupuesto para 2024 porque ôconstata el declive de Santanderö

Los regionalistas presentarán una enmienda a la totalidad del documento aprobado por la Junta de Gobierno Local, que “carece de proyectos transformadores y frenar la creación de empleo y talento”

30 Octubre 2023
  • foto

    Imagen 1 en alta resoluciˇn

  • foto

    Imagen 2 en alta resoluciˇn

El Grupo Municipal Regionalista en el Ayuntamiento de Santander ha rechazado el presupuesto para 2024 porque “constata el declive” de la ciudad al “carecer de proyectos transformadores y frenar la creación de empleo y talento”, por lo que presentará una enmienda a la totalidad.

Así lo ha señalado el portavoz municipal, Felipe Piña, tras la reunión que ha mantenido este lunes con la alcaldesa, Gema Igual, a quien ha agradecido “la predisposición y el gesto para dialogar” el documento aprobado por la Junta de Gobierno Local, “aunque es imposible estar de acuerdo con un presupuesto que sigue enterrando el futuro de Santander”.

Para Piña las cuentas presentadas evidencian que las promesas de la regidora durante la campaña fueron “humo electoral”, ya que muchos de sus compromisos y “grandes proyectos de legislatura” no aparecen reflejados, como el soterramiento de Castilla-Hermida, la ampliación del Parque de las Llamas, la rehabilitación del Barrio Pesquero, Pronillo o la Colonia del Mar y la construcción de varios aparcamientos en zonas como Varadero, El Sardinero o la calle Joaquín Costa.

En su opinión, el presupuesto para el próximo año “tampoco impulsa la creación de empleo ni el despegue del comercio”, como demuestra la desaparición de las partidas destinadas al programa de retorno emigrado a Santander, la oficina de apoyo al comercio, la oficina de fondos europeos para gestión de proyectos, los premios al comercio, la subvención para la creación de empresas y la cuantía de apoyo a ferias y mercadillos

Además, las subvenciones al tejido empresarial y protección al empleo pasan de dos millones de euros en 2021 a 750.000 euros en 2024, las becas de fomento del empleo, que pasan de 20.000 a 5.000 euros o el plan de dinamización del comercio, que se reduce de 316.000 a 206.000 euros.

“Santander ha perdido 700 locales comerciales en el último lustro y el 50% de su comercio tradicional y estos presupuestos no facilitan su recuperación”, ha señalado Piña, para quien es necesario que el Ayuntamiento “se implique en la generación de empleo de calidad y riqueza que impulsen la actividad económica y el desarrollo de la ciudad”.

En materia de fomento y urbanismo, el portavoz regionalista ha criticado que “no existe consignación alguna” para avanzar en la redacción del Plan General de Ordenación Urbana y que se reducen las partidas destinadas a la movilidad sostenible, que pasa de 700.000 a 250.000 euros.

También ha resaltado que desaparece la participación vecinal, ya que nuevamente no habrá presupuestos participativos y la aportación a la oficina de atención al ciudadano se reduce un 60%. Por otra parte, Piña ha destacado que desaparece las subvenciones a las peñas festivas de la ciudad.

Felipe Piña también ha denunciado que “mientras la ciudad está más sucia que nunca”, el equipo de Gobierno ha decidido gastar un 10% menos en limpieza viaria, si bien ha tenido que subir las partidas dedicadas a desinfección y desratización “para hacer frente a la grave situación que atraviesa la ciudad en materia de higiene y salubridad”, y que se han tenido que incrementar las costas judiciales un 30% con motivo de los diversos procesos judiciales que tiene abiertos el Ayuntamiento por el contrato de basuras y el servicio de parques y jardines.

“Es triste que una ciudad de la belleza de Santander tenga que especializarse en desratizaciones”, ha apuntado Piña.

Asimismo, ha criticado que desparezca la aportación para la organización de la Gala del Folclore y que se consignen solo 10.000 euros para el Planetario, “que claramente son insuficientes para proceder a su reapertura”.

En el área social y cultural, ha lamentado la reducción de partidas como los gastos en formación y sensibilización de la autonomía personal, los de promoción de la mujer, el plan de dinamización de bibliotecas, las actividades en centros culturales y bibliotecas y las actividades relacionadas con el Anillo Cultural.