El PRC propone transformar el Complejo de La Albericia en la ôCiudad Deportiva de Santanderö

Revilla garantiza el apoyo del Gobierno de Cantabria para este proyecto, presupuestado en 27 millones de euros con 63.000 metros cuadrados de nueva construcciˇn

19 Abril 2015
  • foto

    Revilla, Fuentes-Pila, Coterillo y Lombˇ antes de la presentaciˇn del proyecto

El PRC quiere transformar el complejo deportivo de La Albericia en la ‘Ciudad Deportiva de Santander’, a través de un proyecto presupuestado en 27 millones de euros que permitiría la reforma integral de las instalaciones actualmente existentes y la construcción de nuevas infraestructuras sobre una ampliación de 63.000 metros cuadrados.

Se trata de un “proyecto emblemático para la ciudad y para la Albericia”, según el candidato del PRC a la Presidencia de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, quien ha presentado esta mañana públicamente la propuesta junto al candidato a la Alcaldía, José María Fuentes-Pila, en la entrada de las instalaciones del Complejo.

 Revilla, que ha garantizado el apoyo del Gobierno de Cantabria para esta actuación si llega a la Presidencia del Ejecutivo, ha explicado que la iniciativa está en “línea” con la reivindicación de los regionalistas de hacer de Santander una “ciudad habitable para todos independientemente de donde vivan”.

 En este sentido, ha señalado que, “tal y como venimos denunciando los regionalistas año tras año”, en Santander hay un “contraste”, existen “dos o tres ciudades distintas”. Frente a esta situación, el líder de los regionalistas defiende una “ciudad integral de todos”, en la que tengan los mismos servicios “los que tienen la fortuna de vivir cerca de la bahía y los que están en estos barrios donde falta de todo”.

 Por otra parte, el regionalista ha incidido en el apoyo del Gobierno de Cantabria a Santander durante el período en el que él fue presidente, entre 2003 y 2011, cuando, a pesar de las “críticas” del alcalde, Íñigo de la Serna, se invirtieron 404 millones de euros en la capital cántabra. Un regidor, ha proseguido, que “ha estado mudo” durante esta legislatura en la que “no se ha hecho prácticamente nada”. “Se acabaron las críticas”, ha enfatizado.

 

Un proyecto ambicioso

Por su parte, Fuentes-Pila ha destacado que la ‘Ciudad Deportiva de Santander’ es un proyecto “ambicioso pero lógico”, “tanto de base como de élite”, que persigue promover “algo elemental, desde Santander para toda Cantabria”, como es el deporte y los activos deportivos, en una Comunidad Autónoma en la que hay “grandes deportistas”.

En este sentido, el candidato a la Alcaldía ha destacado que la propuesta persigue no solo la “regeneración” de las instalaciones actualmente existentes, sino, además, hacer de esta infraestructura una “referencia de primera magnitud” y un “tractor” para el deporte base y el de alto rendimiento.

Por último, ha criticado el abandono al que el actual equipo de Gobierno del Partido  Popular ha sometido al Complejo, en situación “lamentable”, con unas “dificultades y una decadencia enorme”, pese a la insistencia del PRC de Santander por actuar sobre este espacio.

El proyecto, que se acometería en tres fases a lo largo de ocho años, contempla tanto la renovación integral de las actuales instalaciones como la creación de nuevos equipamientos dentro del Complejo y, en tercera instancia, su ampliación. Así, entre otras infraestructuras, se prevé la construcción de una piscina olímpica cubierta, un pabellón de atletismo indoor, uno de remo y un campo de fútbol de hierba artificial.

La fase de ampliación está proyectada sobre los terrenos existentes en dirección a la S-20 y permitiría a Santander contar con una “Ciudad Deportiva del siglo XXI”, cuyo coste aproximado rondaría los 27 millones de euros, que se financiarían con fondos municipales y autonómicos, y para la que se buscaría también la colaboración del Consejo Superior de Deportes. 

El objetivo del PRC es esta nueva infraestructura se convierta en el eje central de la política de deportes municipal, que debe pivotar, según los regionalistas, en la promoción del deporte base entre niños y jóvenes, así como en el apoyo al mantenimiento de la práctica deportiva entre el resto de grupos de edad.

Pero, además, permitiría hacer de Santander el referente deportivo del Norte de España y atraer así competiciones nacionales e internacionales de distintas disciplinas.

Dado la envergadura del proyecto y de la inversión requerida, y para que la práctica deportiva no se vea interrumpida durante la construcción de las nuevas instalaciones y la renovación de las existentes, los regionalistas proponen su construcción en tres fases diferenciadas.

Primera fase

La primera fase, con un presupuesto aproximado de cinco millones de euros, contempla, principalmente, la renovación de las instalaciones hoy existentes, además de la creación de un Centro de Alto Rendimiento de Hockey. Así, se instalaría una cubierta y asientos en las gradas de atletismo y rugby y se cambiaría la hierba artificial de los campos de fútbol. Además, se cambiaría el tartán de atletismo y se mejoraría el equipamiento de esta infraestructura, con la renovación de la torre de control, la instalación de videomarcadores y de vestuarios con taquillas, entre otras actuaciones.

Además, se renovarían los vestuarios situados junto a las piscinas, se mejoraría y adecuarían las pistas de fútbol sala  y el pabellón de hockey patines.

En esta primera fase se incluye también una renovación integral de la residencia de deportiva, para convertirla en un espacio de referencia tanto para la estancia de deportistas de manera permanente, como para el alojamiento de expediciones. En esta infraestructura, se prevé la instalación de varios espacios y equipamientos para la formación, además de un salón de actos.

Para concluir esta primera etapa de la actuación, se renovarían aceras, jardines y espacios comunes del complejo.

Piscina olímpica cubierta

Con un presupuesto aproximado de ocho millones de euros, la segunda fase prevé la construcción de nuevas instalaciones en el actual complejo. El grueso de esta inversión se destinaría a la construcción de una piscina olímpica cubierta, junto a las piscinas al aire libre existentes en la actualidad, que contaría con una grada para cuatrocientas personas.

En este punto, los regionalistas abogan por una infraestructura que permita la práctica de deportes acuáticos como, además de la natación, el waterpolo, los saltos, natación sincronizada, etc… Esta actuación permitiría, según los regionalistas, dejar la actual piscina cubierta, que está saturada, para su utilización por parte de socios y colegios.

Además, se prevé la construcción de un gimnasio cubierto, que contaría con un área para la práctica de halterofilia, lucha, esgrima y diferentes modalidades de gimnasia, con el objetivo de permitir a equipos federados y escuelas municipales complementar sus entrenamientos. Igualmente, se dispondría de un espacio para realización de ejercicios de mantenimiento y se cubriría, con una estructura ligera, todas las pistas de tenis existentes.

Por último, esta segunda fase de actuación se completaría con la instalación de una guardería, en una apuesta por facilitar la conciliación de la vida familiar y la práctica deportiva.

63.000 nuevos metros cuadrados

La Ciudad Deportiva de Santander contaría con 63000 metros cuadros de nueva construcción, ubicados junto a los terrenos de la S-20, que se desarrollarían en la tercera fase de la intervención, con un presupuesto de catorce millones de euros.

La mayor parte de esta inversión se destinaría a la construcción de un pabellón de atletismo indoor, en el que se prevé, además, la instalación de un velódromo portátil. Esta infraestructura, que tendría las dimensiones reglamentarias para poder acoger competiciones de atletismo en pista cubierta, estaría dotada de una grada para acoger hasta 2.000 personas y contaría con dos niveles. En el primero, subterráneo, se construiría un aparcamiento, los vestuarios y la salas de formación, mientras que, sobre rasante, se localizarían la pista, la grada y una zona de calentamiento.

Igualmente, se prevé la construcción de un pabellón de remo, dotado de diferentes fosos para práctica de banco fijo y móvil y sus diferentes modalidades, y de un espacio para la práctica de deportes autóctonos. Este último contaría, además de con el equipamiento propio de estos deportes, con murales explicativos para facilitar la divulgación de la historia y particularidades las prácticas deportivas vernáculas.

Además, se construirán nuevas pistas de pádel, un circuito de cross y un espacio para la práctica de tiro con arco. Por último, la ciudad deportiva se culminaría con la construcción de un campo de hierba artificial, que contaría con una grada para mil personas.