El PRC propone que el fomento del empleo y la inclusiˇn social sean un eje estratÚgico del III Plan de Igualdad de Oportunidades

Solicitan que el documento contenga un previsiˇn econˇmica que muestre el ôgrado de implicaciˇn del equipo de Gobiernoö

10 Diciembre 2013

El Grupo municipal regionalista ha registrado esta mañana sus propuestas al III Plan de Igualdad de Oportunidades entre Mujeres y Hombres, entre las que se incluyen el establecimiento de una línea estratégica centrada en el fomento del empleo y la inclusión social, además de diversas actuaciones en materia de conciliación de la vida laboral y familiar y de educación  para la igualdad y un mayor apoyo a las víctimas de violencia de género.

Así lo ha explicado la concejala regionalista Amparo Coterillo, quien, aunque considera que se ha “recorrido mucho” en materia de igualdad de oportunidades, lamenta el “mantenimiento de ciertas dinámicas sociales y económicas que perjudican especialmente a las mujeres”. “La pobreza, la desigual participación de la mujer en el mercado laboral y la lacra que supone la violencia de género siguen siendo constantes habituales en la vida de gran número de mujeres”, sostiene la edil.

Además, considera que a esta situación “sostenida en el tiempo” hay que añadir ahora la crisis, en el que el aumento de la desigualdad y el incremento de la brecha social afecta a cada vez más capas de la población, por lo que, defiende Coterillo, es necesario luchar “no solo para que no se agrave esta situación, sino también para no perder avances logrados, con mucho esfuerzo, en etapas anteriores”.

Por otra parte, Coterillo defiende que el Plan ha de tener una previsión económica, que muestre el “grado de implicación del equipo de Gobierno” en este ámbito. “En nuestra propuesta pedimos  que se incluya tanto un cronograma general de todo el plan, como la asignación de los recursos presupuestarios en aquellas acciones que lo requieran y las áreas de gobierno implicadas en ello”, ha explicado.

Propuestas concretas

 

En cuanto a las propuestas concretas y en lo referente al eje estratégico dirigido al empleo e inclusión social, los regionalistas proponen sumar a las acciones ya contempladas el desarrollo de talleres para mujeres en situación de vulnerabilidad en los que trabajen competencias relaciones y laborales que favorezcan su empleabilidad y crecimiento personal, así como la creación de grupos de ayuda que estimulen la autonomía personal de las mujeres que sufren conflictos personales, familiares o sociales.

Además, proponen que se incrementen las acciones destinadas al acceso al empleo, como las de conciliación, con especial atención a los hogares monoparentales.

En el ámbito de la violencia de género y la ayuda a las víctimas, sugieren establecer una vía de colaboración específica con el Gobierno de Cantabria, con el objetivo de  aumentar el número de casas de acogida, así como la creación de una red de pisos tutelados para víctimas de violencia de género. Además, solicitan la creación de un fondo de ayuda económica de emergencia para mujeres víctimas de violencia de género en situación de acogida y la creación de un protocolo de ayuda a mujeres víctima de trata y explotación sexual que lo denuncien.

Respecto a la educación para la igualdad, abogan por el desarrollo de acciones formativas dirigidas a adolescentes, que les permita tomar conciencia de los estereotipos de géneros y roles en los medios de comunicación y redes sociales, se promueva un cambio de actitud frente a ellos y un uso responsable de los mismos. En esta misma línea, los regionalistas defienden que los adolescentes constituyan el grupo objetivo en materia de promoción de la salud mediante la realización de campañas sobre salud sexual y reproductiva tendentes a la corresponsabilidad.

 Por último, sostienen la conveniencia de “reforzar” el papel que el Ayuntamiento, como organización, puede jugar como “modelo social de una estrategia de igualdad de oportunidades”. En este sentido, proponen el desarrollo o actualización de los planes de igualdad en todos los institutos municipales, fundaciones o empresas en los que participa el Ayuntamiento de Santander, así como el estudio para la aplicación del enfoque de género en los presupuestos municipales.