El PRC presentarß mociones en los ayuntamientos y una Proposiciˇn no de Ley en el Parlamento para defender los hospitales de Laredo y Sierrallana

Los regionalistas consideran ôinaceptableö un desmantelamiento de ambos centros sanitarios

2 Abril 2014
  • foto
  • foto

Los regionalistas  presentarán mociones en aquellos ayuntamientos que aún no se han pronunciado sobre las pretensiones de la Consejería de Sanidad de centralizar en el Hospital de Valdecilla diversos servicios de los hospitales de Laredo y Sierrallana y una Proposición no de Ley en el Parlamento.

El comité comarcal Asón-Aguera mantuvo ayer una reunión que contó con la presencia de representantes regionalistas del área de Trasmiera, así como con varios diputados, Concepción Solanas, Alodia Blanco y Fernando Fernández, también Secretario de Política Local, y con el Secretario de Coordinación Institucional, Guillermo Blanco.

Para los regionalistas, la preocupación por el futuro de los servicios que se van a prestar en los hospitales de Laredo y Sierrallana es “inquietante”, ya que las explicaciones dadas hasta ahora “no despejan las dudas surgidas entre el personal hospitalario”.

El PRC “no va a aceptar” un desmantelamiento de los hospitales, ni “la centralización” de servicios en el Hospital de Valdecilla que suponga “reducción de los servicios, merma de la calidad en su prestación o reducción de un puesto de trabajo en la Sanidad”  porque ello supondría “una pérdida en la atención a los usuarios”.

Por ello, el PRC presentará mociones en aquellos ayuntamientos que aún no se han pronunciado “para defender una sanidad pública de calidad”.

A las mociones que se presentarán en los municipios, se sumarán las acciones parlamentarias para conseguir “un pronunciamiento claro” de la consejera de Sanidad y Servicios Sociales, María José Sáenz de Buruaga, sobre en qué va consistir “la integración” prevista en el servicio de Laboratorios y cómo va a afectar al resto de servicios (Anatomía Patológica, Radiodiagnósticos,  Esterilización y Almacén).

El PRC incide en que las denuncias efectuadas por la Junta de Personal del Hospital de Laredo y la inquietud mostrada por los representantes profesionales del Hospital de Sierrallana “evidencian que la actuación del Gobierno de Cantabria no es clara”.