El PRC presenta enmiendas al proyecto de ayudas para la promociˇn del empleo

Coterillo considera que la propuesta del equipo de Gobierno tiene un ôamplio margen de mejoraö

14 Diciembre 2015

El Grupo municipal regionalista ha registrado hoy enmiendas para “mejorar” las bases reguladoras que rigen las Ayudas destinadas a la Promoción del Empleo, el Emprendimiento y el Desarrollo Empresarial y “garantizar una mayor eficacia” en la distribución de las mismas.

Así lo ha explicado la edil regionalista Amparo Coterillo, que suscribe las enmiendas. En su opinión, el documento propuesto por el equipo de Gobierno tiene un “amplio margen de mejora”. “Las bases no establecen las prioridades de la subvención, ni las líneas estratégicas de desarrollo del tejido empresarial santanderino”, ha lamentado la concejala, quien critica que “ni siquiera se fijan las modalidades de las ayudas o los criterios de valoración de los candidatos recibir la subvención”.  

En este sentido, considera que esta falta de definición previa va en contra de “cualquier principio de transparencia”, porque “abre un margen de discrecionalidad que no es admisible para una Administración pública”.

Para Coterillo, es necesario establecer criterios que garanticen que las ayudas realmente impulsen la creación de empresas con potencial para asentarse y fomentar el empleo. Además, considera que han de apoyar la innovación en los sectores estratégicos para la ciudad y el autoempleo, “dando prioridad a los grupos que tienen más dificultades de acceso al mercado de trabajo: jóvenes, mayores de 45 años y parados de larga duración”.

En concreto, las enmiendas presentadas por el Grupo regionalista persiguen cuatro objetivos específicos. En primer lugar, el fomento del emprendimiento y la creación de empleo en general, con especial atención a los jóvenes emprendedores. En segundo lugar, impulsar el emprendimiento y autoempleo en grupos con especiales dificultades de empleabilidad como mayores de 45 años y parados de largo duración. Además, buscan ayudar a la consolidación de las nuevas empresas, con medidas como la subvención de los gastos fijos de autónomos y microempresas con menos de dos años de antigüedad y, finalmente, fomentar el desarrollo de proyectos empresariales en los sectores de innovación, turismo y cultura que aporten valor añadido con un componente de desarrollo tecnológico e innovación social o tecnológica.