El PRC presenta alegaciones al PGOU de Meruelo para incluir mejoras en materia de equipamientos, suelo industrial y urbano y en el sistema viario

Los regionalistas quieren regular la tipologÝa de los edificios para garantizar la armonÝa de las construcciones con el entorno y critican la ôocultaciˇnö de la variante Beranga-Noja

29 Abril 2015

Los concejales del PRC en el Ayuntamiento de Meruelo, José Miguel Fernández Viadero, José Manuel Pascual y Ángel Mazo, ha presentado una batería de alegaciones a la aprobación inicial del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) para incluir corregir “deficiencias” detectadas en el proyecto planteado por el equipo de Gobierno e introducir mejoras, sobre todo en materia de equipamientos, suelo industrial y urbano y en el sistema viario.

En concreto, plantean la necesidad de incorporar al plan la posibilidad de ampliar equipamientos como los centros educativos, las sendas peatonales, los cementerios, parques e instalaciones deportivas, con cargo a futuras cesiones de suelo que pueda recibir el municipio.

Además, rechazan la declaración como suelo urbano de algunas zonas de acusada pendiente, mientras no se califican como urbanizables parcelas en zonas llanas, algunas de las cuales ya eran urbanas en las Normas Subsidiarias de 1999.

La carencia de suelo industrial adecuado es otro de los argumentos de las alegaciones regionalistas, que propugnan el desarrollo industrial de la zona que se extiende en el entorno de la gasolinera de San Mamés de Meruelo, dado que se trata de una zona de buen acceso y con un potencial adecuado para la instalación de almacenes, talleres y actividades industriales.

En materia de viales, reclaman la inclusión en el PGOU de un inventario con todos los caminos públicos “para que no desaparezca ninguno” y la previsión de mejoras en un sistema viario que consideran “colapsado”, sobre todo por la afluencia de camiones con dirección al polígono de La Vallejada y que circulan por “mitad del pueblo”. “El PGOU debe contemplar recorridos alternativos”, aseguran.

Asimismo, sus alegaciones apuestan por regular la tipología de los edificios para garantizar “la armonía” de las nuevas construcciones con el entorno y potenciar diseños acordes a la tradición arquitectónica cántabra, evitando además los que son característicos de otras comunidades autónomas.

También reclaman la delimitación de los suelos destinados a bloques de viviendas y los reservados para viviendas unifamiliares, en aras a “evitar errores pasados y mezclas indeseadas como las que se han consentido en muchas parcelas”.

Ocultación de la variante

Por otro lado, los regionalistas de Meruelo critican la ausencia en el plan de la variante de la carretera Beranga-Noja diseñada por la Consejería de Obras Públicas del Gobierno de Cantabria, una omisión que a su juicio se debe a los “graves perjuicios” que supone para los vecinos de las fincas afectadas. “El PP quiere ocultar esta realidad a los vecinos para que no puedan alegar, ni manifestar su opinión sobre la construcción de la variante”, critican.

Finalmente, también reivindican que el plan incorpore medidas para garantizar el crecimiento sostenible y los servicios necesarios en materia de agua, luz, saneamiento, infraestructuras, aparcamientos, parques y jardines, para impulsar “la calidad de vida y la convivencia en Meruelo”.