El PRC plantea una enmienda a la totalidad a unos presupuestos que suponen un ôdoble abandono para los santanderinosö

Fuentes-Pila lamenta que el alcalde ôequivoca las prioridadesö, a la vez que ôconsienteö que la Comunidad Autˇnoma y el Estado ôignorenö a la ciudad

4 Diciembre 2013
  • foto

El portavoz del Grupo municipal regionalista, José María Fuentes-Pila, ha anunciado que su formación política ha presentado esta mañana una enmienda a la totalidad a unos presupuestos que, en su opinión, suponen un “doble abandono para los santanderinos”, ya que a la vez que el alcalde, Iñigo de la Serna, “equivoca las prioridades”, consiente “callado y ausente” que la Comunidad Autónoma y el Estado ignoren a la ciudad.

En concreto, el regionalista considera que las cuentas para el año próximo tienen “tres características desafortunadas: son insolidarias, injustas y ficticias”. “El presupuesto insolidario, porque hace a los santanderinos paganos de la deuda acumulada por décadas de gestión del Partido Popular, es injusto porque el gasto está repartido no en función de las necesidades reales de los vecinos sino de la vistosidad de los proyectos y es ficticio, porque cuenta con ingresos que nunca llegarán a la caja del Ayuntamiento”, ha enfatizado el portavoz.  

Así, y en primer lugar, Fuentes-Pila ha subrayado que las transferencias de capital de los ejecutivos regional y estatal se reducirán en un quince y un 45 por ciento, respectivamente, mientras que los ciudadanos pagarán en un año que augura “extremadamente difícil” casi un tres por ciento más en impuestos directos, pese a los anuncios “propagandísticos” del equipo de Gobierno.

“La realidad es que se recaudará 2,5 millones más en concepto de IBI”, ha subrayado el portavoz, quien al mismo tiempo, y en relación a los impuestos indirectos, ha puesto el acento en la tasa de recogida de basuras, que vienen de un incremento “medio del 30 por ciento este año y que el ejercicio próximo, pese a la publicidad del alcalde, apenas experimentarán un retroceso cosmético de menos del cuatro por ciento”.

 

Consecuencias del “abandono”

 

Para Fuentes-Pila, las consecuencias de este “abandono” se reflejan en “muchas partidas”, y ha considerado la relativa a la teleasistencia como “paradigmática”. En este punto, ha señalado que el equipo de Gobierno espera “recaudar” casi un cincuenta por ciento menos, “no porque bajen el precio, sino porque los santanderinos, aunque necesitan este servicio, se ven obligados a renunciar a él”.

El regionalista considera que la “clave” de las cuentas generales se encuentra en el “endeudamiento crónico” al que décadas de gestión del equipo de Gobierno han sumido a la ciudad y lo “errado” de las políticas de De la Serna. “El alcalde sigue ajeno a las necesidades de una ciudad con 17.000 parados, con el comercio en mínimos y que expulsa a sus jóvenes a diario”, para hacerlo en un “mundo virtual en el que lo que los santanderinos necesitan son museos del deporte y mundiales de vela”.

Así, ha señalado que mientras el próximo año se destinarán 800.000 euros al Mundial de Vela, 920.000 euros para la construcción del Museo del Depòrte y 100.000 para la celebracion del Festival del Mar, se han consignado solo 60.000 euros para la creación de empresas, una partida idéntica, ha explicado el portavoz, a la de este ejercicio, “pese a que se ha probado como insuficiente, ya que la mitad de los proyectos que cumplían las condiciones se han quedado fuera por falta de fondos”.

Además, se ha mostrado “preocupado” por los descensos “importantísimos” que se producirán en programas como, entre otros, el de atención terapéutica en el hogar, que bajará un cincuenta por ciento, y el de prevención de la violencia, que lo hará en un sesenta. Igualmente, se ha referido a la disminución “sustancial” de dos partidas relativas al cuidado y la protección en la costa. “Se producirá un recorte de casi el veinte tanto en la limpieza y el aseo de las playas, como en la partida destinada al salvamento y socorrismo en las mismas”, ha lamentado.

Por último, Fuentes-Pila ha destacado que, además de reducirse en un diez por ciento el capítulo de inversiones reales, “no está nada claro que muchas de ellas se lleguen a materializar”, lo que, a su juicio, constituye la “tónica general en la política infográfica del regidor”. En este punto, ha hecho alusión al propio informe del interventor municipal, que señala que la financiación procedente de la enajenación de viviendas y locales tiene una “clara dificultad para hacerse efectiva”.