El PRC pide paralizar la implantaciˇn del nuevo sistema de seguridad en CercanÝas hasta que sea compatible con la infraestructura

Fernández Viadero traslada a la ministra de Transportes “el hartazgo” de usuarios y trabajadores por “el caos” en la línea Santander-Cabezón de la Sal

Noticias PRC 21 Diciembre 2021
  • foto

El Partido Regionalista de Cantabria ha solicitado hoy en el Senado a la ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, que paralice la implantación del nuevo sistema de seguridad, el sistema Asfa, mientras no sea compatible con la infraestructura, con el objetivo de evitar “el caos” que está ocasionando en la línea Santander-Cabezón de la Sal, y que el tren termine convirtiéndose en “un atractivo turístico”. 

Así, se lo ha trasladado el senador autonómico y diputado regional, José Miguel Fernández Viadero, a la ministra de Transportes durante la sesión de control al Gobierno celebrada hoy en la Cámara Alta. 

Fernández Viadero ha apuntado que la implantación de este sistema está provocando “un verdadero caos” en el servicio, lo que está causando “el hartazgo” de usuarios y trabajadores. 

En este sentido, ha explicado que este nuevo sistema “impone tantas restricciones” que, en algunos tramos, “no se pueden alcanzar velocidades comerciales”. De hecho, ha subrayado que hay tramos limitados a 30 kilómetros hora y otros, incluso, a 10 kilómetros hora.   

Esto está provocando que un trayecto que, en los años 80 del siglo pasado, se realizaba en 30 minutos ahora se prolongue más de 1 hora, con trenes que se solapan, falta de personal en las estaciones, frenazos bruscos, pacientes que no llegan a sus consultan o trabajadores y estudiantes que no llegan a la hora a sus trabajos o clases. 

“De seguir así, no hará falta arreglar la línea, porque ella sola desaparecerá. Hablamos de líneas que vertebran la España rural que necesita las Cercanías para seguir existiendo. La integración de Feve en Renfe no ha mejorado el servicio. Al contrario, ha ido a peor con materiales antiguos y falta de inversión”, ha declarado. 

Por ello, ha pedido a la ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana que paralice su implantación “hasta que la línea esté acondicionada para su uso”. 

Renfe y Adif tienen intención de extender este sistema en pruebas a otras líneas, como la línea Santander-Liérganes, a partir del próximo 28 de diciembre, y a las conexiones con Oviedo y Bilbao. 

La Red de Cercanías en Cantabria cuenta con 222 circulaciones diarias, de las cuales 108 se están viendo afectadas por retrasos.