El PRC pide la elaboraciˇn de una Ordenanza que regule bicicletas y patinetes elÚctricos

Fuentes-Pila recuerda que hace más de cuatro años el Pleno aprobó por unanimidad la elaboración de una norma para el uso de las bicicletas “y no se ha hecho nada”

26 Diciembre 2018
  • foto

El portavoz del Grupo municipal regionalista, José María Fuentes-Pila, ha registrado una moción para su debate en el próximo Pleno -que se celebrará el jueves 27 de diciembre- en la que solicita la elaboración de una Ordenanza de Movilidad que regule, entre otros medios de transporte, el uso de la bicicleta y de los llamados Vehículos de Movilidad Personal (VMP), entre los que están incluidos los patinetes eléctricos.

Según ha recordado el regionalista, su Grupo presentó una moción en abril de 2014 en la que solicita la redacción de una ordenanza específica para las bicicletas. Una propuesta que fue aprobada por unanimidad, después de que el PRC aceptase una transaccional del Grupo popular. “Cuatro años y medio después no se ha hecho absolutamente nada”, ha lamentado el regionalista, para quien el “incumplimiento sistemático” de los acuerdos del Pleno por parte del PP es una “falta de respeto a los santanderinos”.

En el texto de la moción, Fuentes-Pila sostiene que la movilidad “está experimentando un cambio sustancial” en los últimos tiempos, principalmente en las ciudades, con la aparición de nuevos métodos de transporte, como los denominados vehículos de movilidad personal (MVP) cuyo auge es “una realidad que se hará más visible a medio plazo”.

Ante esta situación, el regionalista defiende la necesidad de elaborar una “ordenanza global, que regule los derechos y responsabilidades de todos y cada uno de los usuarios de la vía pública”. En este sentido, ha apuntado que, a diferencia de Santander, algunos municipios cuentan ya con una regulación para los MVP, como, entre otros, Madrid, Barcelona, Pamplona y Málaga.

Así, aunque el equipo de Gobierno ya ha explicitado su intención de esperar a que la Dirección General de Tráfico regule el sector, los regionalistas abogan por “impulsar ya la redacción de una ordenanza global de movilidad” que permita que, una vez el Estado establezca las directrices sobre los MVP, éstas puedan ser desarrolladas por el Ayuntamiento.