El PRC pide la aprobaciˇn ôurgenteö del Plan de Igualdad de Oportunidades

Coterillo sostiene que acabar con la brecha salarial es una ôquimeraö mientras las administraciones p˙blicas ôno apuesten en serioö por eliminarla

21 Febrero 2015

El Grupo municipal regionalista en el Ayuntamiento de Santander ha pedido esta mañana, un día antes de la celebración del Día por la Igualdad Salarial, que el equipo de Gobierno apruebe de “manera urgente” el III Plan de Igualdad de Oportunidades entre Hombres y Mujeres, cuya vigencia estaba programada para el periodo 2014-2018 y que “sigue en un cajón”.

Así, la concejala Amparo Coterillo ha recordado que en noviembre de 2013, el equipo de Gobierno presentó un borrador que, según se afirmó entonces, entraría en vigor a comienzos de 2014 y estaría vigente hasta 2018. Para la edil, este “retraso injustificado” muestra la “escasísima apuesta” del Partido Popular por conseguir una “equiparación real de derechos entre hombres y hombres”.

En opinión de la concejala, las administraciones públicas son “actores esenciales” para la consecución de una igualdad real. En concreto, considera que la igualdad salarial es una “quimera” mientras éstas “no apuesten en serio” por conseguirla, y ha manifestado que ejemplos como el Ayuntamiento de Santander demuestran que, pese a los “indudables avances que se han dado en las últimas décadas”, la igualdad real está “muy lejos de conseguirse”.

En este sentido, ha destacado que en lo que va de año, seis mujeres han sido asesinadas por violencia machista, mientras que, según datos de la Comisión Europea, las mujeres cobran casi un veinte por ciento menos que los hombres. “La desigualdad está ahí, en todos los órdenes de la vida, y es necesario seguir luchando para erradicarla”, ha enfatizado. 

En el plano municipal, Coterillo considera que trabajar por la igualdad no consiste en poner en marcha “actuaciones aisladas, como las que  normalmente impulsa el Partido Popular”, sino en una actuación global, “que persiga objetivos que realmente incidan en la mejora de las condiciones de igualdad de las ciudadanas de Santander”.

Plan municipal

Por otra parte, la edil ha recordado que las propuestas presentadas por el grupo regionalista al Plan municipal por la Igualdad de Oportunidades incluyen el establecimiento de una línea estratégica centrada en el fomento del empleo y la inclusión social, además de diversas actuaciones en materia de conciliación de la vida laboral y familiar y de educación para la igualdad y un mayor apoyo a las víctimas de violencia de género.

Para Coterillo, es “imprescindible” que el documento cuente con una previsión económica, que muestre el “grado de implicación del equipo de Gobierno” en este ámbito.

En cuanto a las propuestas concretas dentro del eje de empleo e inclusión social, los regionalistas proponen sumar a las acciones ya contempladas, talleres para mujeres en situación de vulnerabilidad en los que trabajen competencias que favorezcan su empleabilidad y crecimiento personal, así como la creación de grupos de ayuda que estimulen la autonomía personal de las que sufren conflictos personales, familiares o sociales.

Además, proponen que se incrementen las acciones destinadas al acceso al empleo, como las de conciliación, con especial atención a los hogares monoparentales.

En el ámbito de la violencia de género y la ayuda a las víctimas, sugieren establecer una vía de colaboración específica con el Gobierno de Cantabria, con el objetivo de aumentar el número de casas de acogida, así como la creación de una red de pisos tutelados para víctimas de violencia de género. Además, solicitan la creación de un fondo de ayuda económica de emergencia para mujeres víctimas de violencia de género en situación de acogida y la creación de un protocolo de ayuda a mujeres víctima de trata y explotación sexual que lo denuncien.

Respecto a la educación para la igualdad, abogan por el desarrollo de acciones formativas dirigidas a adolescentes, que les permita tomar conciencia de los estereotipos de géneros y roles en los medios de comunicación y redes sociales, se promueva un cambio de actitud frente a ellos y un uso responsable de los mismos. En esta misma línea, defienden que los adolescentes constituyan el grupo objetivo en materia de promoción de la salud mediante la realización de campañas sobre salud sexual y reproductiva tendentes a la corresponsabilidad.

Por último, sostienen la conveniencia de “reforzar” el papel que el Ayuntamiento, como organización, puede jugar como “modelo social de una estrategia de igualdad de oportunidades”. En este sentido, proponen el desarrollo o actualización de los planes de igualdad en todos los institutos municipales, fundaciones o empresas en los que participa el Ayuntamiento de Santander, así como el estudio para la aplicación del enfoque de género en los presupuestos municipales.