El PRC pide al Gobierno que aumente los fondos de emergencia social para ayudar a las familias sin ingresos y en riesgo de exclusiˇn

Matilde Ruiz exige ôun cambio de rumboö para que la lucha contra el dÚficit ôno sea a costa de las necesidades de las personasö

Noticias PRC 16 Noviembre 2014

La diputada y portavoz del PRC en materia de empleo, Matilde Ruiz, propondrá mañana al Pleno del Parlamento de Cantabria una proposición no de ley para instar al Gobierno aumentar los fondos de emergencia social destinados a familias sin ingresos, en situación de pobreza y en riesgo de exclusión y los recursos para erradicar la pobreza infantil, además de ejecutar “con urgencia” las medidas necesarias para crear “empleo digno y terminar con la precariedad laboral”.

Con esta iniciativa, Ruiz exige al Ejecutivo “un cambio de rumbo” en las políticas desarrolladas a lo largo de la legislatura para que “la austeridad y la lucha contra el déficit público deje de librarse a costa de las necesidades de las personas”.

La diputada regionalista justifica su propuesta en el incremento “alarmante” que desde 2011 ha registrado la tasa de pobreza en Cantabria, que alcanza ya a un 25,3 por ciento de la población y afecta a uno de cada cuatro cántabros, mientras el 71 por ciento de los hogares sufren dificultades para llegar a fin de mes, por encima de la media nacional, situada en el 65 por ciento.

Asimismo, ha recordado que más de la mitad de los desempleados no reciben ningún tipo de prestación, ni contributiva ni asistencial, según los datos de paro registrado correspondientes al mes de octubre.

“El desamparo al que se enfrentan muchos cántabros es dramático y no es sólo consecuencia de la crisis económica, sino que está estrechamente ligado a las medidas de austeridad que han llevado a cabo los gobiernos de Cantabria y de España, ambos en manos del PP, sin tener en cuenta las necesidades de las personas”, ha agregado.

Para Matilde Ruiz, las políticas de recorte del gasto público y las reformas laborales aprobadas en los últimos años han tenido como consecuencia “un retroceso social sin precedentes”, que ha abocado a buena parte de la población trabajadora a “un empobrecimiento constante y a la pérdida de un buen número de derechos sociales”.

Considera por ello “imprescindible” que las políticas públicas vuelvan a situar a las personas “en un primer plano” y a afrontar como prioridad “las necesidades vitales y sociales de los ciudadanos”.

De hecho, ha destacado que España es el país europeo donde más han aumentado la pobreza y las necesidades sociales, el tercero con mayor pobreza laboral y uno de los que mayores tasas de pobreza infantil registra, con 3 millones de niños en riesgo de exclusión. En el caso de Cantabria, uno de cada 5 menores se encuentra en este momento en riesgo de pobreza.