El PRC lamenta la escasa implicaciˇn de los concejales socialistas en los actos del 24║ hermanamiento con la Villa francesa de Le Haillan

Los regionalistas creen ôpoco ejemplarö y ônada socialistaö la postura de cinco de estos concejales que no acogieron a ninguno de los invitados franceses, teniendo que alojarlos en un hotel

30 Octubre 2014
  • foto

    Componentes del Hermanamiento en visita a Castro Urdiales

El PRC de Colindres manifiesta su “sorpresa” por la actitud mostrada por cinco de los concejales socialistas del equipo de gobierno en los actos del 24º Hermanamiento de Colindres con la localidad francesa de Le Haillan, celebrados el pasado fin de semana.

En concreto, califican de “poco ejemplar” y “nada socialista” que ninguno de ellos acogieran franceses en sus casas y que estos tuvieran que ser alojados en un hotel de la localidad cargando los gastos al Ayuntamiento. Por el contario, los concejales socialistas si asistieron, tanto a la cena como a la comida programadas dentro de los actos del Hermanamiento, llamando la atención que en su mesa tampoco hubiera ninguno de los “hermanos” franceses, sino que estuvieron acompañados en exclusiva por sus respectivas parejas.

Esencia” del Hermanamiento

Los regionalistas creen que la “esencia” del hermanamiento es la acogida en las casas de las respectivas familias o vecinos, además de la promoción y el intercambio de las respectivas culturas, en los distintos ámbitos: social, político, económico, cultural, deportivo, etc. En este sentido, entendemos que hace falta un impulso a los actos del hermanamiento que pasa por una implicación de los distintos agentes sociales y políticos del municipio y no limitarse en exclusiva a “llenar” un fin de semana cada dos años con una cena y una comida como actos centrales del hermanamiento.

Por último, desde el PRC, agradecemos a las personas ajenas al equipo de gobierno del Ayuntamiento de Colindres, que han colaborado de manera desinteresada en la organización de este hermanamiento, solucionando contratiempos de última hora que los responsables políticos no “supieron” o no “quisieron” resolver.