El PRC insta a la Corporaciˇn a ôapoyarö el tren Santander-Bilbao porque ôes bßsico para el desarrolloö de la comarca y de Cantabria

Los regionalistas registran una moción en la que subrayan que se trata de una infraestructura “clave” de la que “no podemos quedar descolagada”

 

28 Febrero 2019
  • foto

    De izquierda a derecha, Ricardo Lombera, Pedro Diego y Antonio Bocanegra.

El Grupo Municipal Regionalista en el Ayuntamiento de Laredo insta a “todos” los grupos de la Corporación laredana  a “apoyar” la conexión ferroviaria Santander-Bilbao porque es “básico” para el desarrollo económico, territorial, social y poblaciones y porque, en su opinión, tanto Cantabria como la comarca oriental, “no pueden quedar, otra vez, descolgadas por caprichos políticos”. 

Los regionalistas han registrado una moción para su debate en la próxima sesión plenaria que celebre la Corporación y en la que esperan el apoyo de todos los grupos, ya que “no votar esta propuesta sería decir no al progreso y al futuro de Laredo”, ha sostenido el portavoz regionalista, Pedro Diego, quien ha subrayado “lo importante” que es contar con este tren de mercancías y pasajeros, ya que “nos conectaría con la capital de Vizcaya, en 40 minutos, y con Europa” además de con el eje del Ebro y el Mediterráneo. 

En su opinión, Laredo “debe ser parte activa” en la reclamación de este tren, por lo que ha hecho un llamamiento al resto de las formaciones políticas laredanas para “hacer un frente común” y “sumarnos a la acción del Gobierno de Cantabria” en “esta reclamación histórica y fundamental para nuestros intereses”. 

En la exposición de motivos,  los regionalistas recuerdan que el tren Santander-Bilbao, de ancho europeo, contaría con dos paradas en Laredo-Colindres y Castro Urdiales. 

Por ello, el PRC considera “necesario” que se “asuma” el enlace de la comarca oriental de Cantabria y de la Comunidad Autónoma “no solo con Madrid sino también con el Mediterráneo, el eje del Ebro y Europa”, con lo que, en su opinión, “se saldaría una gran deuda histórica” con los cántabros. 

“Hoy, en pleno siglo XXI, seguimos sin una conexión de calidad, sin un eje de transporte competitivo con Europa y el Mediterráneo. Es un agravio, una deuda histórica que ahora la conexión ferroviaria a Bilbao, para viajeros y mercancías, puede paliar”, concluyen.