El PRC impulsarß presupuestos participativos para que los vecinos decidan el destino del 30% de las inversiones

Revilla defiende que ha de ser quien ôpadece los problemasö el que traslade al polÝtico ôquÚ se debe hacerö

11 Abril 2015
  • foto
  • foto

 El PRC de Santander incluirá en su programa electoral la elaboración de presupuestos participativos, para que al menos un treinta por ciento de las inversiones municipales sean decididas por los propios vecinos, una propuesta que conllevaría un “cambio drástico en la realidad de la ciudad”.

 Así lo han anunciado hoy los candidatos regionalistas a la Presidencia de Cantabria y la Alcaldía de Santander, Miguel Ángel Revilla y José María Fuentes-Pila, respectivamente, tras girar una visita a la zona oeste de General Dávila, que ha culminado con un encuentro en la Asociación de Vecinos ‘Las Peñucas’.

Para Revilla, tiene que ser “el que padece el problema” el que le diga al político “qué se debe hacer”, por lo que defiende que los ciudadanos decidan la finalidad de una “parte importante” de las cuentas municipales.

“Lo normal por parte de los gobiernos es coger unos presupuestos y distribuirlos de una manera absolutamente subjetiva”, ha señalado el líder de los regionalistas, una realidad frente a la que ha defendido que sean los vecinos quienes, en función de las necesidades detectadas, decidan las actuaciones en sus respectivos barrios, al margen de las “grandes obras” planificadas por los responsables públicos para el conjunto de la población.

Para el candidato regionalista, ésta sería una manera “seria y coherente” de hacer política, “democrática, de abajo a arriba”, especialmente para una ciudad, Santander, en la que los barrios “son los grandes olvidados”, porque “hay dos ciudades o tres”.

Por su parte, Fuentes-Pila, ha considerado “imprescindible” que los ciudadanos sean “soberanos de su destino”, y defiende que la introducción de esta actuación conllevaría un “cambio drástico en la realidad de la ciudad y de la participación de los vecinos”. “Es una propuesta en la que creemos profundamente como un cambio en la forma de hacer política local”, ha enfatizado.


 

El candidato a la Alcaldía ha detallado que la puesta en práctica de unos presupuestos participativos conllevaría tres actuaciones. Por un lado, la reformulación tanto del Reglamento de Participación Ciudadana como del reglamento del Pleno, para que “los propios vecinos tengan capacidad para presentar mociones y no ser los últimos en hablar”. Y, por último, la existencia de una partida económica, articulada a través de los Consejos de Distrito, para que los vecinos puedan “debatir y discutir” con el equipo de Gobierno, los grupos de la oposición y los técnicos municipales sus necesidades.