El PRC denuncia que el alcalde tiene en ôabsoluto olvidoö a la Albericia y reclama un Plan integral de Rehabilitaciˇn

ôNo se puede permitir que esta zona de la ciudad presente esta imagen de deterioro por la desidia del equipo de gobiernoö, apunta Fuentes-Pila

13 Noviembre 2014
  • foto

El Grupo Municipal Regionalista en el Ayuntamiento de Santander ha denunciado el estado de “absoluto abandono” que presenta la zona de la Albericia y ha reclamado que se ponga en marcha cuanto antes un Plan Integral de Rehabilitación que palie los déficits en materia de limpieza, accesibilidad  y equipamientos que presenta esta zona de la ciudad.

Para el portavoz de los regionalistas, José Mª Fuentes-Pila, estamos ante un nuevo caso que denota la desidia del equipo de gobierno hacia aquellos barrios que se encuentran más allá del “Santander de postal”, por lo cual, reclama que cuanto antes se actúe para corregir las carencias de este barrio que son prioritarias y básicas y debieran ser comunes y equitativas en todos los barrios de la ciudad.

En este sentido, en un reciente visita a la zona acompañado de Raúl Huerta miembro del Comité Local y vecinos de la zona, Fuentes-Pila comprobó el deterioro del firme que ha dado pie a la generación de socavones por falta de mantenimiento así como de las aceras, la mayoría de las cuales son inaccesibles. Igualmente, de la suciedad que presentan ciertas parcelas llenas de plumeros y convertidas en escombreras o la ausencia de espejos verticales en los cruces que faciliten la visibilidad del tráfico.

Por otro lado, apuntó la necesidad de adecentar tanto la parcela anexa al Pabellón del Teka, “que a día de hoy más bien parece un campo de minas”  como el terreno colindante al Campo de Fútbol municipal “Juan Hormaechea” ya que unas instalaciones municipales “no pueden contar con unos accesos sin pavimentar y en días de lluvia sea un auténtico barrizal”.

Asimismo, abogó por urbanizar el terreno en desuso y estado de abandono anexo a esta instalación deportiva, tras las dependencias de la Policía Nacional, y poder dotar a la zona de un Centro Cívico en el que los vecinos puedan desarrollar diversas actividades lúdico-culturales y se convierta en punto de encuentro y reunión.