El PRC de Santander solicita una modificaciˇn del Reglamento de Participaciˇn Ciudadana asÝ como la puesta en marcha de un Plan Director consensuado con los agentes sociales de la ciudad

Los regionalistas que defenderán dicha petición, vía moción, plantearán que ambos documentos estén dispuestos para su aprobación antes de 12 meses

24 Julio 2020
  • foto

El grupo municipal regionalista en el Ayuntamiento de Santander ha registrado para su debate en el próximo pleno municipal, una moción en la que solicitan la modificación del Reglamento Orgánico del Pleno así como a la puesta en marcha de un Plan Director.

Según explicó el regionalista, Jesus Goñi, la previa participación y aportaciones de los grupos municipales que conforman el Pleno y de los agentes sociales de la ciudad, será una premisa fundamental para la redacción de ambos documentos que deberán presentarse para el debate y en su caso aprobación plenaria antes de 12 meses.

 

En el caso que nos ocupa, apuntó Goñi, el Reglamento Orgánico de Participación ciudadana del Ayuntamiento de Santander data del año 2007. Además, de incumplirse sistemáticamente cuestiones basales en cuanto a la convocatoria de diferentes órganos, “venimos defendiendo la imperiosa necesidad de adecuar y actualizar dicho documento al marco actual y a esa demanda que reclama la sociedad”.

 

Para los regionalistas, ante la creciente y continua demanda ciudadana de participar en el proceso de toma de decisiones de las políticas públicas es necesario que Santander supere la mera formalidad estipulada conocida como “participación formal o informativa” y que tampoco se estanque en procesos de participación social poco ambiciosos apelados como “participación cosmética o de maquillaje”. Por ello, consideran que de forma pareja a la modificación del Reglamento Orgánico de Participación que dispone el régimen jurídico y las herramientas participativas, debe acompañarlo un Plan Director de Participación ciudadana que fije “objetivos, indicadores y permeabilice todas las áreas de gobierno y servicios municipales”.

“La participación ciudadana, además de enriquecer dicho proceso aportando diferentes miradas y experiencias, supone una herramienta de innovación social que contribuye a la regeneración democrática y mitiga la crisis en la que está instaurada desde hace tiempo la democracia representativa con una desafección ciudadana generalizada hacia el sistema político”, señaló el edil regionalista.

 

Asimismo añadió que los ayuntamientos por ser las administraciones más cercanas a la ciudadanía, son el lugar idóneo donde pueden favorecerse espacios deliberativos que, aprovechando los ya existentes, puedan surgir escenarios en los que si bien en algunos asuntos pueda darse una cierta cogobernanza, cuanto menos el proceso reflexivo sea enriquecedor para la toma de decisiones.

“En definitiva, se trata de trazar una hoja de ruta y definir el modelo de participación social que nos damos en nuestra ciudad para los próximos años”, finalizó.