El PRC de Santander responsabiliza al equipo de gobierno PP- C┤s de haber condenado a la ciudad a una ômuerte s˙bitaö sin un presupuesto antiCOVID para 2021

  • Lamenta el postureo de Ciudadanos con VOX, quien finalmente se ha entregado a la inacción del equipo de gobierno aprobando su presupuesto de la mano de la formación naranja

21 Enero 2021
  • foto

El grupo municipal regionalista en el Ayuntamiento de Santander ha responsabilizado al equipo de gobierno (PP-C´s) de condenar a la ciudad a una “muerte súbita” al no haber aceptado su propuesta de incluir en los presupuestos municipales de 2021 un II Plan de Choque.

Asimismo les llama la atención el postureo mantenido por Ciudadanos con VOX, al declarar que no negociaría con dicho grupo por considerar sus enmiendas de “destructivas”, siendo finalmente dicha formación quien con su voto a favor de los presupuestos se ha “entregado” a la inacción del equipo de gobierno, por 500.000 euros el 0.25 del presupuesto, eso sí, “de la mano de la formación naranja con quienes entre bambalinas han priorizado lo que le interesaba a cada uno y no lo necesario para la ciudad”, apuntó el portavoz regionalista, José María Fuentes-Pila.

 

Esta mañana en comisión de Hacienda, los regionalistas han retirado su enmienda parcial que recogía 37 partidas por importe de 8.926.109 millones de euros, orientadas a dar una respuesta inmediata a las necesidades de los colectivos más castigados por el COVID 19 a través de la inclusión en dicho documento de un II Plan de Choque para la ciudad, manteniendo viva su enmienda a la totalidad al insistir en que dicho documento presupuestario no se adapta al contexto actual ni a las necesidades de Santanderen el momento de crisis actual.

 

Los regionalistas lamentan que los equipos de gobierno, el del PP y el de C´s, hayan estado más pendientes de ajustar sus intereses partidistas que de dar respuesta inmediata a las verdaderas necesidades de una ciudad marcada por una pandemia, ofreciendo “sólo migajas”, 1.038.000 euros de los casi 9 millones que planteaban de partidas que entendían era sobradamente imprescindibles en el presupuesto, en estos momentos de crisis.

 

“Venimos alertando durante todo este tiempo al equipo de gobierno que la antelación es fundamental ante el contexto de una pandemia que sigue creciendo y cuyos efectos van a ser más devastadores de lo que están siendo en nuestra economía local, de ahí la necesidad de que se incorporará en una primera instancia un primer bloque de ayudas, un II plan de Choque,  en los presupuestos municipales y no esperar a los remanentes que retrasaría su puesta en marcha”.

 

En este sentido el portavoz regionalista, José María Fuentes-Pila, no entiende que la alcaldesa presuma de este borrador presentándolo como el documento económico que Santander necesita para afrontar 2021, cuando realmente resulta ser el más  “incapacitado” para responder a la realidad actual, un “excel contable” propio de lo que sería un presupuesto prorrogado.

 

“Si sale adelante, será un presupuesto destructivo con la ciudad y los únicos responsables son un equipo de gobierno “insensible” que hasta el último minuto no ha negociado, y “aquel” que le apoye”, puntualizó.

 

Respecto a la propuesta del equipo de gobierno de  comprometer ese II Plan de choque a los remanentes, el portavoz la tildó de “irresponsable” puesto que la cuantificación de los mismos dependen de la liquidación presupuestaria, en el mes de marzo, y de los resultados de un informe sobre el impacto de las medidas del I Plan de Choque , previsto para febrero, “cuando debiera haberse puesto en marcha a medida de que fueron implementándose las medidas”, por lo que añadió que “cuando quieran ponerse con dicho plan  nos plantamos en pleno mes de mayo, con el fin del estado de alarma.”

 

“El PRC es coherente en su discurso y se ha mantenido firme en la necesidad de poner en marcha cuanto antes ese Plan de emergencia social con los mimbres que disponemos ahora, que es el Presupuesto municipal, para en una primera batida atenuar las consecuencias de la pandemia. Ahora con los presupuestos se podía poner en marcha un primer paquete de medidas, una primera línea de choque, ante la urgencia de las circunstancias y más tarde cuando ya se pudiese hacer uso de los remanentes un segundo bloque de ayudas. Ahora es el momento de ayudar a que subsista la gente,  a atender a las personas vulnerables, a nuestra economía, pymes, autónomos, sectores como la hostelería o el comercio, porque si seguimos esperando cuando queramos actuar ya lamentablemente igual no hay nada o poco a lo que ayudar” finalizó.