El PRC de Santander quiere saber los avances del ComitÚ de expertos sobre el mini zoo de La Magdalena tras 3 meses desde su creaciˇn

Preguntará al equipo de gobierno por los plazos que maneja para dar una respuesta definitiva a esta instalación

23 Octubre 2020
  • foto

El grupo municipal regionalista en el Ayuntamiento de Santander ha registrado una batería de preguntas de cara al pleno ordinario del próximo jueves, al objeto de ser informado por parte del equipo de gobierno de las novedades en torno a los trabajos de evaluación  sobre el mini zoo de La Magdalena que está llevando el grupo de expertos constituido el pasado mes de julio.

 

Después de tres meses desde su creación tras el acuerdo adoptado en el  Consejo de Sostenibilidad, el concejal regionalista, Jesús Goñi, se ha interesado por conocer la actividad llevada a cabo por dicho comité para determinar el futuro del mini zoo de así como los plazos que maneja el Ayuntamiento para dar una respuesta  definitiva “a unas instalaciones que cuestan más de medio millón de euros al año –unos 30.000 euros por animal”.

 

Igualmente preguntará al equipo de gobierno si tiene conocimiento de la recogida de firmas iniciada en la plataforma change.org y que ha superado en octubre ya las 30.000 firmas solicitando su cierre.

Goñi recordó que durante este tiempo, el PRC ha sido contundente en su petición al equipo de gobierno de que cierre de una vez por todas el mini zoo de la Magdalena, dadas las cuantiosas quejas registradas por la situación en la que se encuentran los animales que acoge.

 

 “A nuestro entender PP-C´s no puede seguir dilatando en el tiempo qué va a hacer con esta instalación y los animales, puesto que ya les recordamos que la decisión de su cierre es “exclusivamente política”, y  de ahí que la toma de una decisión debiera ser urgente, ya que es sumamente evidente que los animales no están en la mejor de las condiciones deseadas y la imagen que se está proyectado es absolutamente penosa”, apuntó.

 

 Fue en el mes de junio cuando el grupo municipal regionalista pidió vía moción  las medidas legalmente oportunas para el cierre del mini zoo, así como establecer los contactos con organizaciones de protección de los animal, con zoológicos y con centros de rescate para reubicar a los animales que se encuentran en La Magdalena en los entornos más adecuados que mejoren su calidad de vida y bienestar hasta el final de sus días y destinar el espacio que ahora alberga a un centro de educación ambiental o a la realización de actividades culturales, desde teatro, conciertos o actuaciones diversas.

 

 “Este recinto está pidiendo a gritos redefinir sus usos, ya que hay una serie de déficits importantes que denotan el claro estado de “abandono” y “deterioro”, provocando inclusive que el hábitat principal de los especies marinas existentes pueda estar  en condiciones óptimas”, concluyó el edil.