El PRC de Santander pide que se hagan encuestas de calidad de los servicios p˙blicos prestados por el Ayuntamiento

 

  • La puesta en marcha de la figura del “defensor del ciudadano” y un “turno popular”  de intervención en el pleno son algunas de las aportaciones del PRC en la revisión del Reglamento de participación ciudadana

15 Marzo 2021
  • foto

El grupo municipal regionalista en el Ayuntamiento de Santander ha propuesto la realización de encuestas de calidad de los servicios municipales al objeto de extraer datos significativos sobre la percepción que los usuarios tienen de ellos y mejorar su prestación. Se trata de unas de las iniciativas que dicho grupo ha incluido dentro de las aportaciones que ha presentado para la revisión del Reglamento de Participación ciudadano sobre el que se está trabajando.

 

Los regionalistas consideran que la administración local debe poner en marcha mecanismos de seguimiento, control y evaluación tanto a nivel interno de los servicios públicos que ofrece de forma directa o a través de concesiones, mediante  encuestas que impliquen a la población haciéndola partícipe. “Aunque ya existen algunos canales de participación que pueden arrojar cierta información sobre la percepción que los ciudadanos tienen de los servicios públicos, hay que tener en cuenta también la satisfacción de los ciudadanos en el uso de los diferentes servicios”, indica el portavoz regionalista, José María Fuentes-Pila.

 

El PRC también ha planteado que se incorpore a dicho reglamento la figura del “defensor del vecino”, una propuesta que a inicios de 2020 fue llevada por los regionalistas a pleno recibiendo el apoyo de la cámara y que permitiría garantizar la protección de los derechos de los ciudadanos en las desavenencias que pudieran surgir con la Administración Local, y canalizar formal y distendidamente sus quejas ante instancias municipales. Asimismo contemplan que dicha figura deba regularse a través de un estatuto propio.

 

Igualmente abogan por introducir el “turno ciudadano” en las sesiones plenarias  para que los vecinos puedan presentar iniciativas sobre aquellos asuntos de su interés, y las “iniciativas de colaboración ciudadana”, las cuales  deberán someterse a información pública y ser objeto de debate y votación en el plazo de un mes concluida su exposición.

 

Recuerdan que con la puesta en marcha de la mesa de trabajo creada para estudiar la modificación del Reglamento de Participación ciudadana de cara a una actualización, se da cumplimiento a la propuesta regionalista aprobada en el pleno de julio de 2020 donde se instaba a trazar una hoja de ruta y definir el modelo de participación social de la ciudad para los próximos años ya que el actual documento data del año 2007, y requería de una urgente adecuación y actualización al contexto actual y a la demanda que reclama la sociedad.