El PRC de Santander lamenta la ôfuga de equiposö de la ciudad como consecuencia de que ôel equipo de gobierno no quiere al deporteö

Los regionalistas muestran su preocupación ante una caótica política deportiva municipal que “maltrata al deporte base y profesional” en detrimento de la oferta deportiva de Santander y del esfuerzo de clubes y deportistas

5 Marzo 2020
  • foto

El grupo municipal regionalista en el Ayuntamiento de Santander ha lamentado que otro equipo más de la ciudad haya tenido que marcharse para disputar sus partidos a otra localidad, y han señalado como únicos responsables de esta situación al equipo de gobierno (PP- C´s), “consentidores” de que la política deportiva de la ciudad esté en “colapso”.

 

La reciente celebración de un derby de rugby entre dos equipos de Santander que compiten en la máxima categoría y que no se jugó en la ciudad sino en el estadio de El Malecón, y ahora la decisión del CD Estela de Baloncesto de disputar el resto de partidos de la liga LEB de Plata en el Pabellón Vicente Trueba de Torrelavega, ha llevado a los regionalistas a denunciar  que “las cosas se está haciendo muy mal”  ante una falta de interés de quien gobierna esta ciudad que está provocado que el deporte profesional “huya”.

 

Para el portavoz regionalista, José Mª Fuentes Pila, es hora de pedir responsabilidades ante no solo la “fuga de equipos” que se encuentran en plena elite en sus categorías a otros municipios sino por  la ausencia de una política deportiva que ponga sobre la mesa un proyecto integral que revitalice y acondicione las instalaciones deportivas de la ciudad, tanto municipales como regionales, frente al inmovilismo de las instituciones competentesque siguen mirando a otro lado sin hacer nada lapidando con ello el esfuerzo de clubes y deportistas.

 

“No es normal que campos como el San Justo en Peñacastillo donde cada fin de semana se celebran partidos sea poco más que una cochambrera; que los equipos de rugby hayan tener que pasar en una misma temporada por tres campos; que se primen otros usos  a los propios de las dotaciones deportivas favoreciendo la continua migración de equipos o pabellones como el Alberto Pico o el interior del Ruth Beitia sufra un constante abandono y continuas goteras”, argumentó el concejal regionalista, Vicente Nieto.

 

Para los regionalistas, Santander no puede permitirse por más tiempo dejar que su  oferta deportiva languidezca al ritmo de sus instalaciones, dejando que los problemas que padece el deporte municipal se resuelvan a base de que otros municipios “acojan” a nuestros clubes y deportistas. “Torrelavega es un ejemplo claro de una buena gestión en materia deportiva, y de ahí nuestro aplauso”.

 

Según relató Fuentes Pila, resulta inaudito que contemos con un Instituto Municipal de Deportes  en el que se destina sólo un 2.2% a inversiones de sus casi 9 millones de euros de presupuesto, “de ahí que nuestro representante en el IMD, Vicente Nieto, votara en contra”; que a día de hoy siga sin un proyecto deportivo claro, “por ello nuestra negativa al nombramiento de su director”; y que seguimos sin contar con un informe evaluativo de la situación actual de las instalaciones deportivas, “como reclamamos. “Un complejo histórico, un lugar emblemático, por el que han pasado grandes deportistas y, a la vez, constituye un lugar de referencia para el deporte base necesita una puesta al día, "recuperarlo, regenerarlo y ampliarlo" para colocar esta dotación "en el lugar que le corresponde en el siglo XXI".

 

Desde hace mucho tiempo , “llevamos tirando de las orejas” al equipo de gobierno en esta materia reclamando unos cuidados mínimas de las instalaciones municipales y las pistas deportivas de los barrios y por contra “nos encontramos que cada vez es más deplorable la imagen que ofrecen y ofrecemos a público y visitantes”, indicó Nieto.

 

Sin ir más lejos, los regionalistas se cuestionaron la imagen que el equipo de gobierno quiere promocionar de la ciudad al exterior, cuando uno de sus clubs emblemas, el Racing de Santander, “se cae a cachos”.  “Desde 2016 venimos reclamando la firma de un convenio que delimite los usos de esta instalación así como las obligaciones de ambas partes, por no decir de unos obras que hasta hace poco meses no han sido atendidas tanto en el exterior como interior de esta instalación, cuando era evidente su intervención, teniendo que reclamarlo en pleno a pesar de la negativa del equipo de gobierno,  consiguiendo finalmente que fuera reconocida su obligación”.

 

Por último Fuentes-Pila y Nieto señalaron que Santander necesita un gobierno que "apueste de forma decidida por el deporte", que mantenga en “óptimas condiciones” sus  instalaciones deportivas  y que ofrezca un compromiso firme para incrementar la importancia de la práctica deportiva en el presupuesto municipal.  De no ser así, el deporte en la ciudad pasará a ser “protagonista de la crónica de una muerte anunciada”.