El PRC de Colindres califica de ôcÝnica, irresponsable e injustaö la postura del Gobierno de Cantabria con las piscinas cubiertas

Los regionalistas piden al ejecutivo que asuma el gasto comprometido y ejecutado por el Consorcio de Infraestructuras Deportivas de Cantabria hasta la firma del nuevo convenio

28 Septiembre 2014
  • foto

    Exterior de la Piscina Cubierta de Colindres

El PRC de Colindres ha calificado de “cínica, irresponsable e injusta” la postura del Gobierno de Cantabria con las piscinas cubiertas al instar, mediante escrito dirigido a los ayuntamientos de Ribamontán al Mar, Val de san Vicente y Colindres, a la apertura de las piscinas cubiertas.

Recuerdan los regionalistas que en el año 2007 se constituye el Consorcio de Infraestructuras de Cantabria (CIDC), entre cuyas finalidades estaba el fomento de la práctica deportiva, mediante la dotación de instalaciones de uso público en los municipios consorciados, entre los cuales se encontraba Colindres. El 23 de abril del 2.008, se rubricó un Convenio de Colaboración entre el anterior Gobierno de Cantabria (PRC-PSOE) y el CIDC, con el objeto de financiar la construcción de instalaciones deportivas de uso público.

El 25 de abril del año 2.011, se reguló, en una modificación del mencionado Convenio, el compromiso de colaboración del anterior Gobierno de Cantabria (PSOE-PRC) con el CIDC para hacer posible la construcción, funcionamiento y mantenimiento de piscinas e instalaciones complementarias a las mismas, garantizando así con fondos del Gobierno de Cantabria la gestión de las piscinas y la minimización de los costes para los futuros usuarios. En resumen, este nuevo convenio plasmaba el compromiso del Gobierno de Cantabria para asumir el total de las inversiones en los municipios consorciados además de asumir el déficit de gestión, si lo hubiere, durante un periodo de diez años. En el caso de Colindres el compromiso del CIDC era la construcción de la Piscina Cubierta, cuyas obras fueron adjudicadas en abril de 2010, iniciándose las mismas a finales de ese mismo año y cuya finalización tuvo lugar a finales del 2012.

En mayo del 2013 se traslada al CIDC el acuerdo del actual Gobierno de Cantabria (PP) de revocar, de manera unilateral, el convenio suscrito por el anterior ejecutivo y una propuesta verbal y no negociable de asumir la inversión, eliminando la parte del déficit de gestión durante los diez primeros años. Finalmente, en diciembre de 2013, el CIDC firma un nuevo convenio para asumir el coste de las tres piscinas finalizadas de Colindres, Val de San Vicente y Ribamontán al Mar. En este nuevo convenio el Gobierno de Cantabria, además de no asumir el déficit de gestión, tampoco asume la parte de la gestión comprometida y ejecutada por el CIDC , al no hacerse cargo de 800.000 €, siendo esto una carga inasumible para los ayuntamientos pertenecientes al CIDC.

Por tales motivos, desde el Grupo Municipal del PRC, se presentó el pasado mes de julio una propuesta al Pleno del Ayuntamiento de Colindres, aprobada con los votos a favor del PSOE y PRC y, en contra, del PP.

En la misma proponíamos, por un lado, instar al Gobierno de Cantabria a asumir la totalidad de la inversión comprometida entre el CIDC y la empresa adjudicataria de la construcción de las tres piscinas de Colindres, Ribamontán al Mar y Val de san Vicente, además de los 800.000 €, como parte de la gestión hasta la firma del nuevo convenio firmado en diciembre de 2013, que no vienen recogidos en el mismo ni tampoco son reconocidos por el actual Gobierno de Cantabria. En segundo lugar, instar al Gobierno de Cantabria a compensar al Ayuntamiento de Colindres por los perjuicios causados a sus vecinos, al no poder hacer uso de una instalación finalizada desde hace año y medio y que, por causas ajenas a este Ayuntamiento, se han visto perjudicados. Todo ello provocado por el actual Gobierno de Cantabria al no querer asumir los compromisos firmados por el anterior ejecutivo regional del PRC-PSOE.