El PRC critica que los servicios municipales se encuentran en el ôabandono mßs absolutoö

Ruiz lamenta ôla opacidad y el oscurantismoö del equipo de Gobierno, que niega informaciˇn y participaciˇn a la oposiciˇn

1 Agosto 2013

El Grupo municipal regionalista ha criticado hoy que los servicios municipales del municipio de Noja se encuentran en un estado de “abandono absoluto” debido a la “dejadez” del equipo de Gobierno, al tiempo que han lamentado la “nula capacidad de previsión” de los responsables municipales que han planificado las escasas actuaciones de mantenimiento en plena época estival.

Así, el portavoz del Grupo municipal regionalista, Miguel Ángel Ruiz, ha lamentado que los vecinos y los miles de ciudadanos que visitan la villa durante el verano están sufriendo la “dejadez” en la limpieza y mantenimiento del municipio, “especialmente visible en el servicio de recogida de basuras”, por lo que Noja, sostienen, no está “ni de lejos” en las mejores condiciones para acoger a los turistas, en unos meses que son “clave” para el comercio y la hostelería. “En una época de extrema dificultad como la actual, en lugar de dar facilidades, el equipo de Gobierno está poniendo trabas al empleo y la actividad de Noja”, ha afirmado el regionalista.

Además, el portavoz de los regionalistas sostiene que se está “obstaculizando” el trabajo de la oposición municipal, en un ejercicio de “oscurantismo y opacidad” que es una falta de respeto “no ya a las formaciones políticas, sino a los ciudadanos a los que representamos”. En este punto, ha afirmado que el alcalde, Jesús Díaz, se ha negado “reiteradamente” a facilitar los contratos y las facturas de las empresas contratadas, especialmente aquellas encargadas de los servicios básicos municipales y las que desarrollan labores de mantenimiento, algunas de ellas, afirma, relacionadas con los miembros del equipo de Gobierno.

Aún más, Ruiz sostiene que el equipo de Gobierno ha negado al PRC la posibilidad de participar en las mesas de negociación y contratación. “Aquí las contrataciones se realizan con el criterio único y exclusivo del alcalde”, ha afirmado, algo que, en su opinión, hace que éstas se basen “exclusivamente en las preferencias políticas y personales” del regidor municipal, en lugar de estar enfocadas a “satisfacer las necesidades del municipio”. Por esta razón, explica, la gestión municipal acaba judicializada, con el gasto añadido que supone para las arcas municipales.

Por último, ha lamentado que, mientras los servicios públicos no se prestan en las condiciones óptimas y el equipo de Gobierno niega la participación de la oposición en la gestión municipal, en lo que “sí son muy hábiles y efectivos” es en “aplicar al detalle” las diferentes normativas y tasas “con el único afán de recaudar, sin que se presten los servicios por los que pagan los vecinos”. Así, explica que el equipo de Gobierno “no pierde ocasión” de enarbolar el Plan de Competitividad, un documento que, a juicio del regionalista, es un “chiste malo” a la vista de cómo se encuentran los servicios “básicos y mínimos” que constituyen la razón de ser del Ayuntamiento, y una “coartada para el despilfarro”.