El PRC cree que la nulidad del PGOU crea una ôincertidumbre totalö y exige al PP ôtransparencia y responsabilidadö

Fuentes-Pila pide la convocatoria urgente de una reuniˇn para analizar las consecuencias y comenzar a abordar el ôdesafÝoö

16 Noviembre 2016

El portavoz del Grupo municipal regionalista, José María Fuentes-Pila, ha opinado hoy que la anulación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) crea una situación de “incertidumbre total”  sobre el futuro de la ciudad ante la que ha exigido al equipo de Gobierno municipal “transparencia y responsabilidad” y que, como primer paso, convoque urgentemente una reunión abierta a todos los concejales de la Corporación para que los técnicos municipales informen “al detalle” de sus consecuencias.

El regionalista se ha expresado de este modo después de que el Tribunal Supremo (TS) hiciese ayer pública la sentencia en la que anula el planeamiento urbanístico de Santander, un fallo que ya adelantó hace casi un mes el medio digital ‘Vozpópuli’, y que ha sustentado en la “insuficiencia de recursos hídricos” derivada de la anulación del Bitrasvase Ebro-Pas-Besaya.

Para Fuentes-Pila, “la magnitud del desafío al que se enfrenta Santander es enorme” y es imprescindible comenzar a trabajar desde ya para “abordarlo”. En este punto, ha recordado que el mismo día en que se publicó la información, el entonces alcalde, Íñigo de la Serna, anunció que ya había pedido informes técnicos sobre las consecuencias de la anulación y los “posibles escenarios” que podrían abrirse. “Ha pasado casi un mes y entendemos que el equipo de Gobierno ya cuenta con información detallada sobre el estado en el que se están los proyectos emprendidos o planificados en la ciudad”, ha dicho el regionalista.

“Tenemos que conocer esa información, saber en qué estado queda Santander y los pasos previstos para iniciar los trabajos para la redacción de un nuevo planeamiento, porque la ciudad no puede permitirse afrontar el futuro en base a un documento que cumplirá próximamente veinte años”, ha dicho al respecto.

En este punto, ha instado al equipo de Gobierno a “afrontar las dificultades con seriedad y rigor”, dos cualidades que, a su juicio, el PP ha obviado con su “insistencia” en que en el Pleno municipal que se celebrará mañana, jueves, se apruebe un Presupuesto municipal que constituye una “ficción construida en base a una ciudad que ya no existe”.

Además, ha lamentado que, tras conocerse el fallo del Supremo, el equipo de Gobierno se haya mostrado “más preocupado en justificar la sentencia que en explicar cómo piensa a afrontar sus consecuencias”. “Independientemente de las causas, el resultado está ahí, y el PP debería centrarse más en afrontarlo que en poner paños calientes a su gestión”, ha dicho el regionalista, para quien “no se trata ahora de revisar el pasado sino de asumir los retos futuros, que son muchos y complicados”.

“Legal, pero no acertado”

En cuanto al cambio en la Ley del Suelo que el equipo de Gobierno podría solicitar al Gobierno de Cantabria para “minimizar” las consecuencias de la anulación, adelantada ayer por el alcalde en funciones, César Díaz, el portavoz de los regionalistas se ha mostrado “convencido” que el Consistorio contará, “como siempre”, con el apoyo “expreso y total” del Ejecutivo cántabro. Así, ha instado al PP a emprender estos trabajos con “lealtad institucional” y a no perder de vista que “los santanderinos no necesitan más polémicas, sino soluciones a un problema que ellos no han generado”. “En esto no nos podemos permitir más circos mediáticos ni actuaciones partidistas, está en juego el futuro de la ciudad”, ha enfatizado.

Por otra parte, el regionalista ha recordado que su formación ha sido la “única” que mantuvo un “silencio responsable” en las semanas transcurridas desde que se conoció la información que apuntaba a la anulación del PGOU hasta que el Supremo hizo pública la sentencia. “No sé si hay alguien que no entiende que esto no es un asunto de partidos, es un asunto de ciudad, que no se nos olvide”, ha pedido el regionalista, quien ha recordado además que su formación votó en 2012 a favor del Plan, porque “aunque no estábamos de acuerdo con su contenido, como dijimos entonces, era una herramienta imprescindible para romper el bloqueo en el que estaba la ciudad”.

En este punto, ha instado al equipo de Gobierno a no confundir lo que es “legal con lo que es acertado”, en relación a los crecimientos poblaciones previstos en el PGOU anulado, que preveía una población de 261.000 personas en 2014. “Eso estaba mal, era erróneo y si el PP se está planteando dar por bueno lo que es simplemente legal repetirá los mismos errores en el futuro”, ha dicho. En este punto, ha recordado que la población de la ciudad es hoy de 173.957 habitantes, “nueve mil personas menos que en 1997”. Más aún, ha apuntado que la tendencia “va cada vez a peor”, ya que el año 2015 fue un ejercicio “especialmente dramático” en el que Santander perdió una media de cinco habitantes al día.

“Ésa es la realidad de la capital cántabra, la realidad de la partimos y a la que ha de acomodarse el nuevo plan que se redacte”, ha dicho al respecto.

Por último, considera que esos trabajos constituirán “una oportunidad para todos y una prueba de fuego para el equipo de Gobierno” que, previsiblemente, pasará mañana a estar presidido por la nueva alcaldesa Gema Igual. “El reto es enorme, las consecuencias muy duras y la manera de trabajar a las que está acostumbrado el PP no servirá para hacer frente a esta situación”, ha finalizado.