El PRC apuesta por una Europa federal en la que las regiones ôtengan mßs pesoö para afrontar la crisis COVID-19

Fernández Viaña subraya que “el papel” de la Unión Europea en esta crisis “es fundamental”

Noticias PRC 9 Mayo 2020
  • foto

El Partido Regionalista de Cantabria ha apostado por una Europa federal en la que las regiones “tengan más peso”, especialmente, en estos momentos para afrontar la crisis surgida del COVI-19 y en el que “el papel” de la Unión “es fundamental”. 

La secretaria de Organización del PRC y representante de Cantabria en el Comité de las Regiones de Europa, Paula Fernández Viaña, ha hecho estas declaraciones coincidiendo con la celebración del Día de Europa que tendrá lugar mañana y que coincide con el 70 Aniversario de la Declaración de Schuman, que pedía “la fundación de una federación europea indispensable para la preservación de la paz”. 

Fernández Viaña, que está inscrita al Grupo Renew Europe en el órgano de representación de la UE a escala local y regional, ha incidido en la necesidad de “la implicación” de la Unión Europea en “las soluciones” que “todas” las instituciones y administraciones “deben dar a la crisis del COVID-19”. 

Por ello, ha reiterado que “es preciso dar más peso a las regiones en la toma de decisiones”, ya que, en su opinión, “Europa es indispensable” para “la reactivación y la regulación económica mundial”, en general, y de los estados miembros, en particular. 

En este sentido, ha apuntado que la Europa federal que se plantea “es el de una soberanía reinventada para hacer frente a estos desafíos, y el de una solidaridad reafirmada, como base política de nuestra Unión”. 

De hecho, Fernández Viaña ha considerado que la pandemia del COVID-19 ha puesto de manifiesto que “la unión” es fundamental, ya que “cuando el liderazgo está fragmentado y es incapaz de actuar con rapidez y decisión”. 

Por último, ha hecho mención a la Declaración del Día de Europa de la Renovación Alcaldes y Ministros Regionales que aboga por “una Europa soberana, descentralizada y federal” que pone el foco en “la desconfianza” que el COVID-19 ha causado en los ciudadanos sobre las instituciones europeas. “La crisis sanitaria nos ha demostrado que, para proteger la vida y la salud de los ciudadanos y preservar nuestra economía, la Unión Europea debe adoptar medidas energéticas, proporcionales a los peligros que nos amenazan”, ha remachado.