El PRC afirma que los vecinos del centro se quedarßn sin plazas para aparcar a consecuencia de peatonalizar las calles Rubio y Gravina

Pide una reorganizaciˇn urgente de las zonas OLA adaptada a censos y plazas reales

15 Julio 2014

El Grupo Municipal del PRC ha pedido una solución “real” al aparcamiento de los vecinos del centro que verán disminuidas las plazas de aparcamiento tras la peatonalización de las calles Rubio y Gravina.

Para el portavoz de los regionalistas en Santander, José Mª Fuentes-Pila, la unificación provisional de las zonas 9 y 10 de la OLA son un “parche” mientras se hacen las obras, pero “no serán la solución al aparcamiento del centro”.  Por ello aboga por la necesidad de reorganizar las zonas reguladas en función de las plazas y el censo de coches, “datos  que nunca se han facilitado” y que reclamarán al Ayuntamiento, “puesto que esta política del parcheo obliga al ciudadano a costearse un parking privado”, tal y como denuncian los vecinos de la zona con los que ha contactado el PRC.

“Sabiendo esos datos se podrá elaborar un ordenanza más justa, equilibrada y, sobre todo, racional y efectiva para los vecinos, quienes ven con asombro, cómo les condenan a costearse un aparcamiento de pago privado o a coger un transporte público para acercarse al lugar donde aparquen su coche, ante la imposibilidad de lograr plaza en su zona”.

Según Fuentes-Pila, “todo lo que no sea una reorganización en función de esos parámetros  –plazas reales y censo de residentes- volverá a demostrar lo que de verdad es la OLA para este equipo de gobierno, una ordenanza exclusivamente recaudatoria”.

El regionalista explicó que la Zona 10 de la OLA, (Plazas de la Leña y Esperanza,  Los  Escalantes, Luis Hoyos, Jesús de Monasterio,  Rubio, Miguel Artigas, Gravina, Amós de Escalante y El Mercado, más los tramos correspondientes de Cervantes, Isabel II y Enseñanza) se encuentran en pleno centro de la ciudad, lo que “de veintiuna calles que componen esta zona de la OLA, ahora con la peatonalización de Gravina y Rubio, se eliminan veinticinco plazas, resultando catorce calles peatonales, sin plazas de aparcamiento, o reguladas por carga y descarga o de carácter especial”, concluyó.

.