El PRC afirma que el alcalde de Vega de Pas debe dimitir tras perder el apoyo del PSOE que le dio la mayorÝa

Asegura que GarcÝa Diego ôno puede sacar pechoö porque sˇlo cuenta con el 25% de los votos frente al 75% de la oposiciˇn

24 Enero 2014

El PRC de Vega de Pas ha asegurado hoy que el alcalde, Juan Carlos García Diego (PP), debe dimitir tras haber perdido la confianza de los concejales del PSOE que le dieron la mayoría y permitieron su elección, pese a encabezar la lista menos votada en las elecciones municipales de 2011.

El portavoz regionalista, Víctor Gómez Arroyo, considera que la solución a la crisis abierta en el Ayuntamiento pasa por retrotraerse a la situación inmediatamente posterior a los comicios, en los que el PRC obtuvo el 45 por ciento de los votos, el PSOE el 30 y el PP el 25, mediante la dimisión de García Diego para propiciar la elección de un nuevo alcalde “con el apoyo de la mayoría de la Corporación”.

Dado que ninguna de las opciones políticas cuenta con mayoría absoluta para garantizar su elección, esa vía abriría la posibilidad de un nuevo pacto entre dos partidos, o el gobierno de la lista más votada, que en este caso fue la regionalista.

De hecho, Gómez Arroyo ha recordado que el PP de Vega de Pas desoyó en 2011 el criterio de su partido y de su presidente, Ignacio Diego, que abogaba por facilitar la gobernabilidad de la candidatura más votada, y aceptó el apoyo del PSOE para acceder a la Alcaldía. Del mismo modo, “al haber perdido a día de hoy la confianza de los concejales socialistas, la salida más airosa y honrosa que le queda es presentar la dimisión y no aferrarse al cargo”.

“Tras las elecciones de 2011 hubo un pacto ideológicamente atípico entre PP y PSOE, que sumaba el 55 por ciento de los votos frente al 45 del PRC, y no nos quedó otro remedio que asumir tal situación, que era legal y democrática, y pasar a la oposición aun representando casi a la mitad del electorado, pero en la situación actual ya no se entiende un gobierno que sólo representa al 25 por ciento de los votantes y tiene enfrente al 75 por ciento, en la oposición”, ha agrega el portavoz regionalista.

A su juicio, García Diego “no puede sacar pecho en esta situación de crisis”, ni justificar su continuidad con declaraciones “cargadas de soberbia y despotismo y alegando situaciones indignas y traiciones”, sino que debe reconocer que “nadie le ha quitado concejales y que ha perdido la confianza de la mitad de los que le hicieron alcalde”.

En estas condiciones, “lo más correcto es asumir la situación de debilidad política en la que se encuentra y presentar la dimisión para que sean los 7 concejales de la Corporación quienes determinen la elección de un nuevo alcalde que represente a la mayoría del pueblo”.

Gómez Arroyo ha indicado además que si esta crisis se hubiera producido a tres meses de las elecciones el PRC apoyaría la gobernabilidad de quien estuviera en el cargo, pero superada ya la mitad de la legislatura “no es de recibo”. Por lo tanto, “abogamos por una dimisión voluntaria para que sea la Corporación la que elija al nuevo alcalde”.

“El PRC ha tenido la responsabilidad de Gobierno durante 16 años y está dispuesto a no cerrar puertas a nadie, hablar con todo el mundo y propiciar un gobierno estable en el municipio”, ha concluido.