El PRC acusa al alcalde de Noja de vulnerar derechos e infringir las leyes de rÚgimen local y transparencia por negar explicaciones al Pleno sobre gastos por 6 millones sin justificar

Michel Ruiz asegura que Jes˙s DÝaz ôha acabado con la poca decencia polÝtica que quedaba en el Ayuntamientoö

17 Diciembre 2014

El portavoz municipal del PRC en Noja, Michel Ruiz, ha acusado al alcalde, Jesús Díaz (PP), de “atentar contra la democracia” por “vulnerar los derechos constitucionales” de los concejales y actuar en contra de las leyes de régimen local y transparencia, al negar al Pleno explicaciones sobre “facturas en el cajón”, gastos “injustificados” y el Plan de Competitividad Turística, todo ello por importe superior a los 6 millones de euros.

Ruiz ha realizado estas acusaciones al término de la sesión plenaria celebrada esta mañana por la Corporación, cuya convocatoria fue exigida por el Grupo Regionalista tras detectar diversos impagos, contrataciones irregulares y gastos sin justificar, y en la que el alcalde ha esgrimido un informe jurídico “a la carta” para “vaciarlo de contenido” y “negar negar las explicaciones requeridas por la oposición”.

“Con este pleno, Jesús Díaz ha vulnerado todos los principios de buen gobierno, la exigencia legal de transparencia pública y la poca decencia política que quedaba en el Ayuntamiento de Noja”, ha asegurado el portavoz del PRC, quien ha condenado este “atropello” contra la labor de control que corresponde a la oposición municipal.

A su juicio, el alcalde ha incurrido en “una auténtica indecencia”, al negar la información y las explicaciones solicitadas por los regionalistas con un informe jurídico que “realiza valoraciones sobre cuestiones de actuación política que sólo corresponden a los actores políticos municipales y que vuelve a privar al conjunto de los vecinos de la documentación concreta sobre gastos multimillonarios injustificados”.

Ruiz considera además que la actitud del regidor “no deja ningún lugar a duda sobre la posible ilegalidad de todos los procesos que se pretendían someter a control”, entre ellos impagos por importe superior a 1,2 millones, motivados por contrataciones irregulares que en algunos casos datan de 2005; el detalle de las facturas y el desarrollo del Plan de Pagos a Proveedores al que se acogió el Consistorio en 2012 y que asciende a 2,1 millones, y la liquidación de las cuentas del Plan de Competitividad Turística, con cargo al cual se han gastado más de 3 millones de euros.

“Muchas veces lo que se calla hace mucha más impresión que lo que se dice”, ha concluido el portavoz del PRC.