El Equipo de Gobierno amplÝa la nueva senda fluvial de Cieza a Somahoz

Se estß realizando una pasarela que darß continuidad a esa senda hasta la entrada a Somahoz

3 Febrero 2016
  • foto

    N. Cavia

  • foto

    N. Cavia

La ribera del Besaya entre Cieza y Los Corrales de Buelna ha dado un giro completo para dejar de ser un camino de cabras prácticamente intransitable y convertirse en una senda fluvial cuidada, señalizada y aderezada con distintas zonas de descanso y acceso al río para los amantes de la pesca o, simplemente, de la naturaleza.

A través de distintos planes de empleo la vieja carretera Nacional 611 (entre Cieza y Somahoz), hasta ahora invadida por la maleza, basuras y plantas invasoras, se ha convertido en un entorno que invita a personas de cualquier edad y condición física a acercarse y aprovechar ese camino que ya se trabaja en extender hacia el norte, hacia San Felices de Buelna y Las Caldas de Besaya.

Lo cierto es que el paseo entre Los Corrales de Buelna y Cieza adolecía de un tramo de unos 50 metros en el que había desaparecido la antigua carretera y los usuarios tenían que volver al arcén de la N611 con el riesgo que ello conllevaba. El equipo de gobierno ha querido solventar ese problema antes de dar por terminada la ejecución de la obra y ha proyectado un voladizo que dará continuidad a esa senda hasta la entrada a Somahoz de Buelna. Operarios municipales y personas contratadas en el último plan de empleo ya están trabajando en la instalación de las vigas de hierro ancladas a la actual carretera que soportarán un suelo especial y barandilla de seguridad, con un ancho suficiente para peatones, ciclistas e incluso personas con movilidad reducida.

En su conjunto, el proyecto ha permitido lacontratación de prácticamente medio centenar de desempleados, peones e ingenieros, y ha supuesto una subvención de los dos últimos gobiernos regionales cercana al medio millón de euros, destinada a sufragar la contratación de las personas que han trabajado a lo largo de año y medio en recuperar esa senda de algo más de dos kilómetros de longitud. Ahora toca mantenerla, explicó el concejal de Obras y Urbanismo del Ayuntamiento de Los Corrales de Buelna, Luis Ignacio Argumosa Abascal, para lo que el último plan de empleo diseñado por el nuevo gobierno municipal incluye las obras de mantenimiento de esa senda "con el objetivo de preservar su buen estado actual y no dejar que la maleza y plantas invasoras vuelvan a invadir este paseo".

Destacan a lo largo de todo el tramo los nuevos y cómodos accesos al río, aprovechando materiales naturales del entorno, la piedra propia de la ribera y los troncos que se han tenido que cortar para facilitar el camino y esos accesos. Se han instalado barandas de madera y el resultado es un cómodo trayecto hasta el río tanto para pescadores como aficionados a la fauna y flora que se puede apreciar en ese tramo del río.

(Nacho Cavia)