El Ayuntamiento mantendrß reuniones constantes con los vecinos, durante la ejecuciˇn de tres obras simultßneas en La Inmobiliaria, para minimizar las molestias

20 Octubre 2015

En unos quince días comenzará la semipeatonalización de Ceferino Calderón.

Son medidas de refuerzo de limpieza y recogida de basuras o para garantizar la fluidez circulatoria de vehículos y peatones.

El alcalde de Torrelavega, José Manuel Cruz Viadero, el teniente alcalde y concejal de Obras y Barrios, Javier López Estrada, el concejal responsable del Urban, Javier Melgar Escudero, el concejal de Urbanismo y  Recogida de Basuras, José Otto Oyarbide, mantuvieron ayer por la tarde un encuentro con los vecinos de la Inmobiliaria y los comerciantes de la zona, para informarles de la inminente ejecución de tres actuaciones simultáneas en La Inmobiliaria, en virtud del Plan Urban, y el plan de reordenación viaria que el Ayuntamiento ha diseñado para minimizar las molestias que estas actuaciones puedan ocasionar a los vecinos.

El alcalde anunció que en el plazo aproximado de diez o doce días comenzarán las obras de semipeatonalización de la calle Ceferino Calderón, entre Conde Torreanaz y Julián Urbina. Actuación a la cual le seguirá la semipeatonalización de Julián Urbina, entre Casimiro Sainz y Juan XXVIII y la semipeatonalización de Pablo Garnica, entre la Iglesia de la Asunción y José María Pereda, ya que ha recordado que las tres obras están  integradas dentro del programa Urban, y todas deben estar terminadas el 31 de diciembre.

“Ante la premura del tiempo y las molestias que pueda causar la realización de tantas obras a la vez en materia de limpieza, recogida de basuras o tránsito viario, tanto de viandantes como de vehículos, estamos diseñando un plan para adelantarnos a los problemas que puedan surgir y solucionarlos antes de que se produzcan”, han explicado ambos responsables públicos.

Este nuevo plan supone el desdoble de viales de manera temporal, como General Ceballos, a la altura del Bar “Maui”, que en la actualidad es de un único sentido de circulación, para mantener la fluidez del tráfico rodado; la apertura de calles, que en  estos momentos son peatonales, también de manera temporal, con el mismo objetivo; medidas para garantizar la llegada de los coches fúnebres a la Iglesia de la Asunción; o la restricción de acceso a algunas calles, durante las obras, solo para residentes. Al término del encuentro, el alcalde ha explicado que se ha llegado al acuerdo con los vecinos de reunirnos periódicamente con ellos, “casi de forma constante”, durante el tiempo de ejecución de las obras, para ir solucionando los problemas que pueden surgir, ya que nadie mejor que los propios vecinos los conocen’.

En cuanto a la recogida de basura, se les explicó que la idea es instalar tres nuevos puntos de recogida, para sustituir a los que quedan anulados por la ejecución de las actuaciones y el refuerzo de dos puntos ya existentes, con nuevos contenedores. Es decir, tres puntos nuevos y dos de refuerzo, con contenedores nuevos, para atender correctamente a los vecinos.

“Somos conscientes de que tantas actuaciones a la vez van a causar molestias, pero lo que intentamos es minimizar al máximo las mismas y creemos que la mejor fórmula es escuchar a los propios vecinos y comerciantes de la zona”, han asegurado tanto el alcalde como el teniente alcalde.