El Ayuntamiento inicia el proceso de adquisiciˇn de viviendas para situaciones de emergencia social y favorecer el acceso al alquiler

Las personas interesadas en vender sus viviendas pueden presentar sus ofertas durante 15 dÝas naturales. El presupuesto base de licitaciˇn es de 250.000 euros.

31 Mayo 2017
  • foto

El alcalde, José Manuel Cruz Viadero; y el primer teniente de alcalde, Javier López Estrada; han dado a conocer los pasos que se están dando desde el equipo de gobierno PSOE-PRC para ampliar el parque público de viviendas destinadas a resolver situaciones y de emergencia habitacional y a favorecer el acceso a la vivienda en alquiler.

Según ha explicado Cruz Viadero, el Boletín Oficial de Cantabria ha publicado en su número de hoy el anuncio de licitación, mediante procedimiento abierto, para la adquisición de viviendas que se incorporarán a dicho parque público. El presupuesto de licitación, ha indicado, es de 250.000 euros y las personas interesadas en vender sus inmuebles pueden presentar sus ofertas en la Sección de Contratación (edificio municipal de la Plaza Baldomero Iglesias) durante el plazo de 15 días naturales, a partir de hoy, es decir, hasta el 14 de junio.

De esta manera, ha subrayado el alcalde, desde el equipo de gobierno PSOE-PRC se cumple con el “compromiso” adquirido con la Corporación.

Respecto a las características que deben cumplir las viviendas ha enumerado algunas de ellas: la superficie construida útil mínima será de 50 metros cuadrados; tendrán, al menos, dos dormitorios, siendo preferibles las de tres; y deberán tener salón, cocina y, al menos, un baño con lavabo, inodoro y bañera o ducha, la cocina puede estar integrada en el salón; deberán estar libres de cargas y gravámenes; su antigüedad no podrá ser superior a 65 años; y el precio de adquisición por metro cuadrado de superficie construida de vivienda, antes de impuestos, será de 900 euros metro cuadrado, con un límite máximo por vivienda, antes de impuestos, de 100.000 euros.

Además, y según aparece en el pliego de condiciones, se valorarán aspectos como la inexistencia de barreras arquitectónicas desde el exterior hasta la vivienda, la calificación energética o la proximidad con el transporte público y zonas comerciales o parques públicos, entre otras.

Por último, ha destacado que el Ayuntamiento quiere que estas viviendas “estén distribuidas por toda la ciudad”, de ahí que, como máximo, se comprarán dos por distrito censal.