El alcalde de Meruelo insulta a un concejal del PRC por pedirle explicaciones tras recibir un obsequio pagado por el Ayuntamiento en un evento privado

Los organizadores de un encuentro de kick boxing agasajaron a DomÝnguez y a un edil del PP con sendas placas costeadas con fondos p˙blicos

3 Octubre 2014

El Grupo Municipal Regionalista de Meruelo ha denunciado públicamente hoy los insultos dirigidos por el alcalde, Evaristo Domínguez (PP), a su concejal José Manuel Pascual, por exigirle explicaciones en la última Comisión Informativa de Hacienda sobre el pago por el Ayuntamiento de sendas placas de reconocimiento que el propio regidor y un edil del PP, Feliciano Acebo, recibieron de manos del organizador de un evento de kick boxing celebrado con motivo de las recientes fiestas de San Miguel.

Según ha dado a conocer el PRC, las preguntas de Pascual provocaron un gran malestar al alcalde, quien lejos de ofrecer una justificación razonable se limitó a llamar “corto y envidioso” al concejal.

Además de censurar la “falta de respeto” y el comportamiento “despótico” del regidor, los regionalistas le han recordado su obligación de dar explicaciones a la oposición sobre las facturas que paga el Ayuntamiento, “sobre todo en un caso tan cuestionable como éste”. “Le hemos pillado haciéndose autorregalos y encima no admite que le pidamos explicaciones”, han lamentado.

A su juicio, la actitud de Domínguez “es más propia de épocas pasadas” y resulta “inaceptable totalmente” en un momento en el que los ciudadanos exigen “más que nunca transparencia, honradez y principios a los políticos”, valores que a su juicio “poco tienen que ver con auto-homenajes como el que se ha producido en Meruelo, con caro al erario público”.

Asimismo, el PRC ha criticado el apoyo “unánime y en bloque” de todos los representantes del PP al pago de esta factura, “en contra de las proclamas por la honestidad y el buen gobierno que pregonan sus líderes regionales y nacionales”.

“Más allá del coste de las placas, estamos ante un comportamiento irregular y cuestionable, que además supone un engaño a los vecinos y el uso de la gestión municipal para que el alcalde pueda hacerse auto-homenajes”, ha concluido.